MONITOR DE LATINOAMÉRICA

El tu­rismo se in­cor­pora como as­pecto clave de la fu­tura di­plo­macia eco­nó­mica

España fortalece su estrategia en Latam para recobrar influencia

La re­gión, prio­ri­taria en los nuevos planes de ac­ción ex­te­rior para 2021-2024

euro en España
España-

Latam ocupa un papel prio­ri­tario en la nueva Estrategia de Acción Exterior 2021-2024 de España, re­mi­tida al Parlamento por el Gobierno, y en la que se aboga por im­pulsar la cons­truc­ción de una agenda com­par­tida con la re­gión y re­forzar la re­la­ción po­lí­tica y eco­nó­mica bi­la­teral y la ca­pa­cidad de in­fluencia en los países la­ti­noa­me­ri­ca­nos. El plan llega en un con­texto en el que Latam está azo­tada eco­nó­mi­ca­mente por el Covid, en el que crece el peso de China en la zona y en el que la lle­gada de la Administración Biden en EEUU “abre un es­ce­nario más op­ti­mista y una opor­tu­nidad que hay que apro­ve­char”. Y a dos meses de la XXVII Cumbre Iberoamericana, el 21 de abril en Andorra.

El documento resalta la trascendencia de reforzar los vínculos con los países de Latam, señala que “el peso de España en la región refuerza su posición en la UE y es reconocido por EEUU, Rusia y China y es multiplicador de su peso político a nivel global”. Los objetivos y prioridades de la acción exterior hacia Latam en los cuatro próximos años pasan por servir de enlace entre la región y la Unión y por fomentar acciones para fortalecer Estado de Derecho, lucha contra la pobreza y el cambio climático y digitalización en todos los ámbitos.

Subraya, además, que Latam atraviesa una inestabilidad social y política interna, congelada por el Covid, pero que reaparecerá cuando la movilidad retorne a los países y se recupere el ritmo político. Y destaca que la inestabilidad regional por la crisis venezolana “ha polarizado” las respuestas e inutilizado mecanismos regionales de concertación e integración, por lo que es preciso reforzar el apoyo a organizaciones subregionales como Celac o SICA.

España se postula como puente

Se hace especial mención al sistema de Cumbres Iberoamericanas, única instancia internacional que reúne a los Estados de Iberoamérica y que en 2021 cumple 30 años. “Es imprescindible” apostar por ese foro, reforzando el sentimiento de pertenencia a una comunidad que comparte valores, principios” y vínculos económicos. Y en un año lleno de simbolismo y conmemoraciones: Centroamérica, Perú y México celebran el bicentenario de su independencia.

España que trabaja hace meses en privado para impulsar un fondo de recuperación para Latam similar al diseñado en la UE, incluye por primera vez el turismo como una de las líneas maestras de política exterior. Para la ministra Maroto, la acción exterior “debe ayudar a que el turismo siga siendo motor de crecimiento y atracción económica. Uno de los aspectos más relevantes de la diplomacia económica hoy debe ser recuperar la movilidad global”. El turismo se había convertido en palanca clave de crecimiento en Latam hasta el Covid.

El texto fija una foto gris del panorama mundial por la crisis del multilateralismo y 4 grandes fracturas: socioeconómica, climática, tecnológica y política. Un contexto en el que “España aspira a asumir más protagonismo internacional”, apostando por un multilateralismo reformado y reforzado; una Europa federal y más fuerte; un bilateralismo estratégico y un compromiso solidario. Y en el que se quiere reforzar la marca país a través el poder blando de España: desde su acción cultural, científica y tecnológica a la importancia global de la lengua.

Sobre México, gran socio económico en el área, y con cuyo presidente se han dado algunas desavenencias políticas y desencuentros empresariales, España busca relanzar la agenda bilateral con la Comisión Binacional y un diálogo constructivo sobre la celebración de efemérides históricas en 2021, cuando coincide el polémico quinto centenario de la conquista. Con Argentina y Brasil se aboga por reforzar la relación retomando contactos de alto nivel. Y con Chile se prevé un viaje de los reyes con motivo del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo. Con Colombia, se apuesta por apoyar la implementación de los acuerdos de paz y el fortalecimiento del mecanismo de consultas bilaterales.

Ratificar el Acuerdo UE-Mercosur

Con Bolivia, se quieren “normalizar” las relaciones y apoyar los procesos de reconciliación y fortalecimiento institucional. Con Ecuador se destaca la necesidad de reforzar los vínculos con el próxima Administración y apoyar el proceso electoral, que se dirige hacia una incierta segunda vuelta, así como la firma del Acuerdo de Promoción y Protección de Inversiones. Entre las prioridades con Perú destacan la conmemoración del bicentenario y el apoyo al proceso electoral del primer semestre y a su solicitud de ingreso en la OCDE.

Para Venezuela, la prioridad es rescatar el marco democrático y apoyar para que el país supere su actual trance, para lo que se seguirá contribuyendo a una solución a la crisis política, bilateralmente y a través de la UE y del Grupo Internacional de Contacto. En este país, España hará especial seguimiento a la situación humanitaria y respuesta a la crisis política, social y económica. En Centroamérica, en el bicentenario de su independencia y el 30 aniversario del SICA, España se propone renovar el compromiso con la región y apoyar iniciativas para afrontar los retos, con atención a la crisis en Nicaragua. Para Cuba se propone un “acompañamiento crítico pero constructivo” a las reformas y profundizar y equilibrar la relación. La isla está inmersa en la actualización de su modelo político y económico. Se apunta, además a impulsar relaciones con el resto del Caribe y a nuevas “oportunidades” en el Caribe anglófono.

En el plano económico, el texto apunta a Latam como una de las regiones más prioritarias e incide en la necesidad impulsar no solo las relaciones bilaterales, sino también las europeas con el área y de ratificar el Acuerdo UE-Mercosur y modernizar los pactos con México y Chile, con España como puente entre la región y la Unión Europea. España es el segundo inversor en el área tras EEUU y primero de la UE, aunque se ha visto desplazada por China como segundo socio comercial, y Latam es el cuarto inversor en Iberia.

Artículos relacionados