La Unión Europea casi du­plicó las com­pras a España en un ejer­cicio atí­pico

El déficit comercial cae un 58% en 2020, el menor en 10 años, por la pandemia

El saldo no ener­gé­tico pasa de ne­ga­tivo a po­si­tivo por la caída del precio del crudo

Comercio Exterior
Comercio Exterior.

En el año 2019 el dé­ficit co­mer­cial de España se elevó a 32.000 mi­llones de eu­ros, en tanto que en 2020 se re­dujo hasta 13.400 mi­llo­nes. Un des­censo in­ter­anual del 58% y una tasa de co­ber­tura ex­por­ta­ció­n-im­por­ta­ción del 95,1%, todo un ré­cord de los úl­timos diez años. La in­tensa co­rrec­ción del dé­ficit co­mer­cial se debe a una me­jora del 37,5% del saldo ener­gé­tico, en tanto que el saldo no ener­gé­tico pasa de una can­tidad ne­ga­tiva en 2019 del orden de 8.737 mi­llones de euros a un re­gistro po­si­tivo en 2020 de 1.106 mi­llones de eu­ros.

Los alimentos y bebidas incrementaron el valor de sus ventas en un 5,5% en tasa interanual. Una victoria sobre la pandemia y el confinamiento que confirma la creciente presencia de la agricultura española en el mercado europeo.

Los bienes de equipo y la maquinaria registraron ventas al exterior un 12,6% inferiores a las de 2019, aunque se mantiene como el principal renglón de nuestras exportaciones.

Las exportaciones de productos químicos bajaron un 13,6% respecto al año anterior y las de automóviles en un 13%; no obstante, el valor de las exportaciones de automóviles, ligeramente por debajo de los 40.000 millones de euros, dobla el valor de las importaciones de este tipo de vehículos.

Principal cliente

La UE continúa siendo nuestro principal cliente con el que se sigue manteniendo, en 2020, un saldo comercial positivo de 15.642 millones de euros, muy por encima del registrado en 2019 de 9.541 millones de euros. Por otro lado, el déficit continuo con los países no comunitarios (productores de petróleo, China y el Sudeste asiático) se redujo desde 41,5 mil millones de euros en 2019 a 29,1 mil millones en 2020.

La evolución de nuestras exportaciones, descenso del 10% en 2020, se mantiene dentro de los parámetros de nuestros competidores. Las ventas de Alemania al resto del mundo bajaron un 9,3%, las de Francia un 16,3%, las de Italia un 9,7% y un 14,6% las del Reino Unido. Más allá de las fronteras comunitarias, las exportaciones de EEUU registraron una caída interanual del 13% y de un 11% en Japón. China, por el contrario, consiguió vender un 3,6% más que en 2019.

El descenso del 14% de nuestras importaciones ha estado condicionada por los menores precios del petróleo y el descenso de la actividad. La factura de automóviles importados cayó en un 24,7% como consecuencia de una demanda doméstica en recesión.

Europa se mantiene como nuestro cliente cualificado con tres cuartas partes del valor de nuestras exportaciones. El continente americano ocupa el segundo lugar como cliente con un 10% del total de mercancías vendidas al exterior. Asia ocupa el tercer lugar con un 9,6% seguido de África con un 6%.

Por el lado de las importaciones Europa representa el 61% de nuestras compras en el exterior, seguida de Asia, incluido el Oriente Medio, con un 21%, en tanto que las mercancías procedentes de América representan el 10,6% de nuestra importación y el 7% las de origen africano.

Esta fuerte dependencia de Asia está determinada por el flujo de las corrientes comerciales con China. Hay que observar que mientras España ha conseguido un superávit comercial de 15.642 millones de euros con Europa, el desequilibrio con China asciende a 21.564 millones, y es el responsable del déficit comercial total de 13.422 millones en 2020.

En conclusión, la pandemia no ha tenido una influencia deletérea en nuestros intercambios de mercancías con el resto del mundo. Una contracción de las exportaciones inferior al registrado por las importaciones y un saldo comercial record en el decenio 2011-2020 que permite a pesar del descenso por los ingresos del turismo acabar 2020 con un superávit en nuestra balanza de pagos por cuenta-corriente. Un marchamo de solvencia internacional.

Artículos relacionados