Mapfre consigue la certificación de Aenor de sus protocolos frente a la COVID-19

Mapfre, Aenor.
Mapfre, Aenor.

Mapfre ha ob­te­nido la cer­ti­fi­ca­ción “Protocolos frente al COVID-19” de AENOR para sus ins­ta­la­ciones en España, en total más de 350 es­pa­cios de todas las com­pañías y fi­liales del Grupo, entre los que se en­cuen­tran edi­fi­cios de ofi­ci­nas, cen­tros mé­di­cos, centro de ser­vi­cios del au­to­móvil y otras ins­ta­la­cio­nes, donde se acre­dita la ido­neidad de las me­didas adop­tadas para pre­venir po­si­bles con­ta­gios, su ade­cuada im­plan­ta­ción y des­pliegue de las mis­mas.

Este reconocimiento acredita que son lugares que cumplen con las recomendaciones nacionales e internacionales más actualizadas para proteger a las personas que acceden a ellos, ya sean empleados, clientes, proveedores u otras. Ha sido otorgado tras las visitas e inspecciones realizadas por AENOR a las distintas instalaciones de MAPFRE y verificarse que se cumplen todas las medidas necesarias para minimizar el riesgo de contagio de coronavirus. Unos controles que AENOR continuará haciendo de forma periódica a las instalaciones de MAPFRE para asegurar que se siguen cumpliendo los estrictos protocolos implantados.

Gonzalo Piédrola, director de AENOR Región Centro y EMEA, ha sido el encargado de hacer entrega de la certificación a Rosa Mª Lago en representación de MAPFRE ESPAÑA, y a Jacinto Muñoz, en representación de MAPFRE S.A.

Para MAPFRE es prioritaria la salud y seguridad de las personas, por ello desde que comenzó la pandemia adaptó sus espacios y protocolos para minimizar las posibilidades de contagio. Los estándares de higiene y desinfección de las instalaciones ya eran elevados previamente, y se han intensificado aún más con la llegada de la pandemia, con el objetivo de que ninguna persona que entre en una instalación de MAPFRE se sienta insegura frente a la covid-19.

Además, los empleados de la aseguradora reciben formación sobre medidas para prevenir el contagio y en todos los espacios se han instalado dispensadores de geles hidroalcohólicos. Por otro lado, se desinfectan de forma asidua puestos de trabajos y zonas comunes, se proporcionan mascarillas certificadas a los empleados y se potencia el uso de herramientas virtuales para evitar reuniones presenciales, entre otras medidas.

“Esta certificación es fruto del compromiso de MAPFRE con la seguridad de sus clientes, empleados y terceros, y resultado del trabajo conjunto de diversas áreas de MAPFRE, Recursos Humanos, Medios, Seguridad, que ponen una vez más de manifiesto, la vocación de servicio del Grupo” declara Guillermo Llorente Director Corporativo de Seguridad de MAPFRE.

Por su parte, el director de la Región Centro y EMEA de AENOR, Gonzalo Piédrola, ha afirmado que “esta certificación impulsa la confianza entre todos los colectivos involucrados, un aspecto clave para la recuperación económica de los efectos de la crisis del coronavirus. El paso que da MAPFRE es coherente con la calidad del servicio y la voluntad de mejora continua de la compañía”.

Artículos relacionados