Eduardo Abadía (AEF): “La fran­quicia va a ser una de las fór­mulas de fu­turo”

Los franquiciados reclaman ayudas directas y aplazar rentas para mantener sus negocios

Las pre­vi­siones del sector apuntan a una caída de la fac­tu­ra­ción en torno al 30%

Eduardo Abadía, AEF.
Eduardo Abadía, AEF.

El sector de las fran­qui­cias confía en el re­punte del año 2021, sobre todo para in­tentar com­pensar el im­pacto de la crisis sa­ni­taria y eco­nó­mica. El Director Ejecutivo de la Asociación Española de Franquiciadores (AEF), Eduardo Abadía, ase­gura que “la fran­quicia va a ser una de las fór­mulas de fu­turo por las ven­tajas que ofrece el sis­tema, por adap­ta­bi­li­dad, por el tra­bajo en red, por la ex­pe­riencia de las marcas y la mo­der­ni­dad. Es un sector muy ac­tivo y que está a la van­guardia en di­gi­ta­li­za­ción, for­ma­ción y sos­te­ni­bi­li­dad.”

Ante la situación de crisis, “los franquiciados solicitan ayudas directas y aplazamientos en los pagos de las rentas para mantener sus locales, porque han tenido que invertir para adaptar su negocio a las medidas sanitarias”, según Abadía.

Las diferentes fases que se han pasado en la pandemia, ha repercutido en los ingresos y como en otros sectores, se han visto tocados. Abadía considera que “las previsiones son que se produzca una caída en la facturación de un 30%, aproximadamente, mientras que los locales tendrán que ir adaptándose a la nueva situación, con superficies más pequeñas, entregas a domicilio… Por sectores, entre otros, los que mejor han salvado la situación han sido las cadenas de distribución alimentaria, reparación de automóviles, de electrodomésticos o alquiler de trasteros, por ejemplo, mientras que se han visto más afectados todos los negocios relacionados con educación, papelerías, hostelería, peluquerías, o ropa.”

El sistema de franquicias, según los últimos datos de 2019, cuenta en España con 1.381 cadenas con un total de 77.819 establecimientos. Da empleo a 294.000 personas y la facturación ascendió a más de 26.000 millones de euros

Respecto al efecto que tendrá la crisis en el número de establecimientos, Abadía considera que, “en este momento, aunque no contamos con datos reales confirmados, habrá marcas que puedan llegar a desaparecer, otras habrán perdido locales y otras se habrán adaptado a la situación. También se han creado nuevas oportunidades para que aparezcan nuevos conceptos de franquicia”.

La Asociación ha mantenido contacto con las Administraciones y organismos oficiales para informar y agilizar las solicitudes del sector, desde el mes de marzo “fuimos trasladando semanalmente al Ministerio de Industria, Comercio y Turismo cómo se encontraba cada uno de los sectores, un total de 42.”

Ya “en la segunda fase de la pandemia, con la aplicación de los ERTES, y la necesidad de liquidez de las marcas”, según explica Abadía, por el convenio de AEF como Agentes Colaboradores del ICO, y con el fin de activar la obtención de recursos, “les transmitimos de manera continua y por vía directa un informe para agilizar la resolución de los expedientes solicitados y no resueltos de los franquiciados y franquiciadores”.

Perspectivas 2021

Para este año, “veremos cómo se desarrolla el primer semestre y que la situación sanitaria se estabilice, lo que aumentará la confianza del consumidor y repercutirá en la marcha de la economía. En el segundo semestre analizaremos qué tal se pasa el verano y cómo evoluciona la economía”

Como manifiesta, el director ejecutivo de AEF “no tenemos un manual de todos los pasos para hacer frente a la situación, por lo que es imposible aventurar más allá de un mes. Hemos tenido que ir aportando soluciones según los cambios que se iban produciendo, semana a semana y mes a mes.”

Artículos relacionados