ANÁLISIS

La Comisión Europea libera 10.000 millones a España pese a las mínimas reformas

No in­cluyen ni las pen­siones ni la la­boral y se duda de que haya más fondos mien­tras eso no ocurra

Eurozona
Eurozona

La Comisión Europea daba a co­nocer a úl­tima hora de la tarde de este viernes que apro­baba la so­li­citud de España para re­cibir el pró­ximo des­em­bolso de 10.000 mi­llones de euros del fondo de re­cu­pe­ra­ción Next Generation de 69.500 mi­llones de eu­ros. Según el eje­cu­tivo co­mu­ni­ta­rio, lo hace tras com­probar que ha cum­plido los pri­meros ob­je­tivos de su plan de re­cu­pe­ra­ción vin­cu­lados a este pago.

Para recibirlo este año ya solo resta la aprobación del Consejo. Si no apura los trámites de las cuatro semanas, Nadia Calviño podría contar con este fondo este mismo año, por el que viene luchando.

Los Estados miembros de la Unión Europea disponen ahora de cuatro semanas para aprobar o rechazar la evaluación previa realizada por la Comisión. En concreto, se trata de que dé su opinión favorable el Comité Económico y Financiero del Consejo, un cuerpo técnico del Consejo de Ministros de Economía y Finanzas de la UE (ECOFIN).

Es el órgano donde se espera que haya más dificultades para conseguir las ayudas. Los países sobrios exigieron este trámite para garantizar que podrían supervisar el buen uso de los fondos.

Este comité técnico dispone para ello de un plazo máximo de 4 semanas, por lo que es posible que antes de que finalice el año España cuente con estos 10.000 millones.

La Comisión Europea ha dado a conocer esta decisión a través de una nota de prensa y un tweet de su presidenta, Ursula Von der Layen. No ha habido rueda de prensa, por lo que no se han dado de talles concretos sobre cuáles de las principales reformas que deben realizarse hasta finales de año próximo no se han tenido en cuenta para aprobar este desembolso.

El comunicado de la Comisión no menciona ni la reforma laboral ni la de las pensiones como elementos tenidos en cuenta en esta ocasión para la aprobación de estos 10.000 millones. De ser aprobada la entrega España será el primer país en recibir la primera parte de los fondos que restan una vez que ya consiguió un primer anticipo a cuenta de 9.000 millones de euros el pasado 17 de agosto.

Bruselas especifica en su comunicado que “los hitos cumplidos demuestran avances significativos en la aplicación del plan de recuperación y resiliencia de España y de su amplio programa de reformas. Abarcan medidas importantes como la Ley de cambio climático y transición energética (que consagra la neutralidad climática de aquí a 2050), la reforma del apoyo a la renta mínima, medidas para apoyar la digitalización de las pymes y fomentar las cualificaciones en materia digital y reformas para reforzar la capacidad de llevar a cabo y hacer un seguimiento de los análisis de gastos”.

El propio Ejecutivo comunitario modera el optimismo que la decisión ha generado en el Gobierno español al matizar la importancia de esta decisión precisando que “puesto que la mayoría de los hitos relacionados con esta primera solicitud de pago ya se había alcanzado a finales del segundo trimestre de este año, la Comisión pudo concluir su evaluación con mayor rapidez que el plazo de dos meses previsto en el Reglamento sobre el MRR”.

Tanto la presidenta de la Comisión, Ursula Von der Leyen, como su vicepresidente, Valdis Dombrovskis, inciden en que para recibir estos recursos España ha tenido que aprobar las 52 reformas iniciales previstas.

El más optimista y preciso sobre las reformas que se han tenido en cuenta para esta primera decisión de entrega de los fondos en su comentario oficial, ha sido el Comisario Europeo de Economía, Paolo Gentiloni.

Según Gentiloni: “La evaluación preliminar positiva de hoy es el reconocimiento de que España ha adoptado una amplia serie de reformas: medidas para mejorar la educación y la formación de todos los españoles, apoyar a los hogares más vulnerables, fomentar las cualificaciones en materia digital y la competitividad de las pymes, y trazar el rumbo hacia una electricidad generada al 100 % por fuentes renovables”.

En medio de las críticas generalizadas al Gobierno de Pedro Sánchez por la pérdida de impulso del crecimiento económico que se ha visto refrendada en las última horas por la corrección de la previsiones de la OCDE, Gentiloni ha querido enviarle un mensaje de ánimo a la vicepresidenta primera y Ministra de Economía, Nadia Calviño, añadiendo que “en estos tiempos inciertos, hoy enviamos una señal de confianza en la ejecución del ambicioso plan de España para conseguir un crecimiento más sólido, inclusivo y sostenible”.

La Comisión recuerda también en su comunicado que está preparada para evaluar futuras solicitudes de pago de España en función del cumplimiento satisfactorio de los hitos y objetivos indicados en la Decisión de Ejecución del Consejo. Se trata del acuerdo recogido en un documento de 387 páginas donde quedan registradas todas las condiciones con las que España se ha comprometido para recibir las transferencias comunitarias.

Una pena que no haya habido rueda de prensa para conocer con detalle que reformas aprobadas se han incluido, cuales han quedado al margen y los nuevos plazos que se da Bruselas para que se cumplan sus exigencias.

Según Bruselas, el hecho de que España solicite nuevas ayudas supone que habrá avances tanto en la ejecución de las inversiones como en las reformas previstas. España tiene de plazo hasta finales del año que viene para legislar sobre las reformas que más enfrentan internamente al propio Ejecutivo de Pedro Sánchez.

En este sentido, el ejecutivo comunitario aprovechaba el comunicado para anunciar la aprobación por su parte de los 10.000 millones de euros para España para advertir que los Estados miembros pueden presentar estas solicitudes de ayudas, con su respectiva negociación, dos veces al año.

Artículos relacionados