BOLSA

Montebalito, mal final de año

La re­cu­pe­ra­ción de los pre­cios in­mo­bi­lia­rios y un buen año pro­motor no se está viendo re­fle­jado en la co­ti­za­ción de Montebalito, cuyas ac­ciones han ido de más a menos para acabar en­trando en una pro­funda de­pre­sión en la recta final del año. La me­joría de sus in­gresos y la buena marcha de su nuevo plan de ne­go­cios 2021-2023 no pa­rece ser su­fi­ciente para el mer­cado.

La socimi ha cerrado el tercer trimestre del ejercicio con unos ingresos brutos de 15,3 millones de euros, un 61% superiores respecto al mismo período del año anterior. Un crecimiento impulsado por las ventas de unidades de Brasil, Francia y por el inicio de las ventas de las promociones de viviendas ubicadas en Madrid. El área de promoción ha sido la que más ha aportado con unos 10 millones de euros en volumen de ventas, un 90% más.

Esta intensa actividad ha permitido a Montebalito alcanzar en septiembre un Ebitda de 1,3 millones de euros y un resultado después de impuestos de 1,1 millones de euros, reflejando un cambio de tendencia en la evolución del negocio.

El grupo inmobiliario, además, sigue realizando un notable esfuerzo para mantener bajo control su apalancamiento. La deuda financiera respecto al GAV se sitúa en un 15,7%, una de las ratios más bajas del sector.

Una positiva evolución del negocio que no parece vaya a cambiar. Para el cierre del ejercicio, la compañía prevé alcanzar un volumen de ventas de 27 millones de euros. Una cifra nada desdeñable pese a la difícil situación económica generada por la pandemia.

Con todo, la cotización de Montebalito se ha desinflado en esta segunda mitad del año después de un arranco muy prometedor, pasando desde los 1,84 euros de mediados de mayo hasta los 1,4 euros por acción en la actualidad. Es decir, por debajo de los precios con los que comenzó el ejercicio y, lo que es peor, con un perfil netamente bajista a corto plazo.

Artículos relacionados