El rally de la in­fla­ción obliga al sector fi­nan­ciero a ex­tremar las pre­cau­ciones

La banca recula y se cubre las espaldas con hipotecas algo más caras

La pro­duc­ción sigue en ni­veles muy po­ten­tes, con la de­manda dis­pa­rada

Hipotecas
Hipotecas

Es muy pronto para afirmar que el precio de las hi­po­tecas está cam­biando de ten­den­cia. En los 10 pri­meros meses del año, el tipo medio se ha mo­vido en una banda muy corta entre el 2,44% y el 2,55%. Se trata de pre­cios in­creí­ble­mente bajos que están dando a los es­pañoles la opor­tu­nidad de hi­po­te­carse a ni­veles que otras ge­ne­ra­ciones nunca soña­ron. Pero hay al­gunos in­di­cios de que ya hemos visto los mí­ni­mos.

En octubre, el tipo medio de las hipotecas ha saltado hasta el 2,55%. Es el nivel más alto del año, igualando el del pasado mes de mayo. Una subida que coincide en el tiempo con dos movimientos muy significativos que se produjeron ese mes. Por un lado, la subida del Euribor hasta los máximos del año del -0,447%. Y por otro, la constatación de un fuerte aumento de la inflación en la eurozona que se ha convertido en constante.

Aunque el Euribor se ha dado la vuelta y vuelve a amenazar con nuevos mínimos históricos, la inflación sigue en pleno vuelo y los bancos empiezan a extremar precauciones. ¿Cómo seguir dando hipotecas por debajo del 1% TIN a tipo fijo como hacen las entidades más belicosas en el negocio hipotecario cuando el IPC del área euro se sitúa ya en niveles sin precedentes del 4,9%? Esa es la gran cuestión ahora.

Precios de las hipotecas Los expertos creen que es sólo cuestión de tiempo que este rally histórico se traslade a los precios de las hipotecas. Creen que será una subida gradual, nada violenta a corto plazo, pero al mismo tiempo entienden que en estas condiciones el margen de la banca para sacarse de la manga nuevos recortes es ya muy limitado. Por no decir nulo, a pesar de que las subidas de los tipos de interés en la zona euro se retrasan.

"Estamos analizando la situación. El escenario ha cambiado significativamente, pero no nos atrevemos a subir precios todavía. La mayoría de las entidades líderes en hipotecas no lo han hecho, y no queremos salir del podio de los bancos más baratos. Entendemos que ya no hay margen para más rebajas, pero otra cosa bien distinta es empezar a subir tipos si quieres seguir alimentando tu negocio", señalan en una de las entidades más agresivas del mercado.

Efectivamente, la subida de tipos de octubre ha sido muy selectiva y en absoluto generalizada, y habrá que ver hasta qué punto tendrá continuidad en estos dos últimos meses del año, en los que muchos bancos practican rebajas de última hora en sus préstamos para dar un último impulso a las cifras de negocio en hipotecas y cumplir objetivos anuales de contratación. La guerra entre bancos sigue siendo muy intensa.

En cualquier caso, los precios medios de las hipotecas se han limitado a volver a los niveles del 2,55% de la pasada primavera. Entonces, culminó un período de seis meses en el que los bancos encarecieron el precio de los préstamos respecto a los mínimos históricos de noviembre de 2020 en el 2,42%. Unos mínimos que quedan ahora un poco más lejos y que ya se verá hasta qué punto son irrepetibles. De momento, la banca se cubre las espaldas.

Artículos relacionados