Monitor de Innovación

20 horas tra­ba­jando on­line al día y otras 38 en ac­ti­vi­dades de en­tre­te­ni­miento y ges­tión per­sonal

Cada español dedica casi 29 años de vida a Internet

El 77% com­parte su nombre y ape­llido y el 63% la di­rec­ción postal

Turista conectado
Turista conectado

¿Cuánto tiempo pasa un usuario el Internet a lo largo de su vida? La res­puesta de­pende en gran me­dida de las cir­cuns­tan­cias par­ti­cu­la­res, pero ahí va una píl­dora: ex­tra­po­lando las horas de la se­mana que de­dica a Internet. Un usuario pro­medio en España pasa 28 años, 9 meses y 10 días on­line. Un dato de­mo­ledor que da buena cuenta del peso del ci­be­res­pacio en la vida de un in­ter­nauta.

Los españoles pasan aproximadamente unas 20 horas semanales trabajando en internet, y 38 horas más realizando actividades online de ocio como streaming de videos y música, consulta de redes sociales y llevando a cabo tareas administrativas cotidianas, como la gestión online de la cuenta de banco. Los españoles, nativos digitales

Estos cálculos proceden de una encuesta del Banco Mundial realizada sobre una muestra representativa de usuarios de España, Francia y Alemania; y que sorprendentemente arrojan que los internautas españoles son los más activos.

Semanalmente, un usuario promedio de España pasa casi 3 horas más a la semana (8:04 horas) que los franceses (6:18 horas) y los alemanes (5:19 horas) visualizando contenidos en streaming (retransmisiones online de vídeo). Asimismo, también pasamos más tiempo a la semana (6:01 horas) gestionando las redes sociales, en comparación con los alemanes (4:12 horas).

Por otro lado, somos poco remisos a la hora de compartir nuestra información personal en la Red, con un 77,2% que facilita nombre y apellidos, un 76,2% la fecha de nacimiento, un 63,2% la dirección postal y un 47,9% el estado civil.

La ciberseguridad, comprometida

El proveedor de servicios de red privada Nordvpn, que se ha hecho eco del informe a través de su blog, aconseja a los usuarios tomar una serie de medidas para protegerse de los ciberdelincuentes y de las brechas de seguridad en plataformas como redes sociales y servicios de streaming.

Es aconsejable, aseguran desde la compañía, realizar un trazado de los hábitos de consumo online para determinar los riesgos y el margen de mejora en las medidas de seguridad; y en base a las conclusiones obtenidas, evaluar la necesidad de cambiar de antivirus, adquirir un programa de almacenamiento seguro en la nube u otras medidas de protección más específicas.

Artículos relacionados