BOLSA

La SEC eleva sus 'Murallas Chinas'

Las ci­fras ré­cord de ventas de ac­ciones por parte de los di­rec­tivos de las em­presas co­ti­zadas nor­te­ame­ri­canas en esta se­gunda mitad del ejer­cicio han puesto en alerta a la SEC (Securities and Exchange Commission). Una gota que ha col­mado el vaso de la pa­ciencia del or­ga­nismo des­pués de que el año pa­sado se viera obli­gada a rea­lizar una seria ad­ver­tencia des­pués de que va­rios se­na­dores se apro­ve­charan en 2020 de la in­for­ma­ción pri­vi­le­giada sobre la covid para des­hacer po­si­cio­nes.

Para evitar posibles violaciones en las leyes de tráfico de información privilegiada y mantener la integridad del mercado, el organismo regulador se ha propuesto adoptar controles aún más estrictos destinadas a cubrir los huecos legales que encuentran los directivos para burlar la vigilancia.

Con la nueva normativa se pretende crear un "entorno seguro" para que ejecutivos y empresas negocien su propio capital como parte de los planes de gestión de cartera anunciados de antemano. Una declaración previa de cómo y cuándo planean realizar sus operaciones por parte de la alta dirección permitirá limitar el riesgo de abuso de información privilegiada.

Entre las medidas que estudia la SEC para ampliar las “Murallas Chinas”, barreras para evitar filtraciones en las empresas, se encuentran fijar un período de reflexión de 120 días para los ejecutivos de la empresa para cualquier plan de gestión de cartera.

Se espera que las nuevas reglas puedan afectar también a los funcionarios de la Reserva Federal de EEUU (Fed). De hecho, según los analistas se trataría de uno de los movimientos más ambiciosos del organismo regulador en décadas y podría llegar incluso a sorprender a Wall Street por su alcance.

Artículos relacionados