BOLSA

AmRest, tranquilidad financiera

Los ner­vios han es­tado a flor de piel entre los ac­cio­nistas de AmRest en estos días ante ne­ce­sidad de li­quidez para man­tener la via­bi­lidad de su ne­go­cio. Una ten­sión que el grupo es­pera calmar una vez al­can­zado un acuerdo con sus pres­ta­mis­tas. Tras eva­luar las di­fe­rentes op­ciones de fi­nan­cia­ción dis­po­ni­bles, fi­nal­mente ha op­tado por la ex­ten­sión del plazo de ven­ci­miento de las lí­neas de cré­dito ac­tuales con el club de bancos como la al­ter­na­tiva más óp­tima.

En concreto, la compañía ha firmado de forma conjunta con Bank Polska Kasa Opieki, Powszechna Kasa Oszczędności Bank Polski, ING Bank Śląski y Česká spořitelna, la extensión del vencimiento del acuerdo Senior Term y Revolving Facilities del 5 de octubre de 2017, modificado y reformulado posteriormente.

La efectividad de este acuerdo se encuentra ligado al cumplimiento de ciertas condiciones precedentes comunes en este tipo de transacciones. Todas las líneas de crédito se proporcionan a tipo de interés variable y AmRest está obligado a mantener ciertas ratios en los niveles acordados, en particular, la deuda neta/Ebitda debe mantenerse por debajo de 3,5 veces y el Ebitda/cargo por intereses debe mantenerse por encima de 3,5.

En base al Contrato de Crédito ampliado, los importes de las facilidades de crédito son iguales a los importes pendientes de devolver después de los reembolsos realizados en septiembre de 2020 y septiembre de 2021. Es decir, 352 millones de euros y 464 millones de zlotis, la moneda polaca.

El nuevo calendario de amortización establecido es del 10% en cada aniversario del 30 de septiembre durante los próximos tres años y el importe restante el 31 de diciembre de 2024.

El crédito revolving D (”Revolving Facility”) está disponible por un monto de hasta 450 millones de zlotis y con vencimiento el 31 de diciembre de 2024. Adicionalmente, se ha acordado una nueva línea de crédito no comprometida, hasta un importe máximo de 100 millones de euros.

El propósito es la financiación de los fines corporativos generales del Grupo AmRest. Este acuerdo da algo más de fuelle al grupo para mantener el proceso de recuperación, una vez superado lo más duro de la pandemia, que le ha permitido cerrar el tercer trimestre del 2021 con cifras récord en ventas.

Tras este acuerdo, el grupo confía en frenar la alta volatilidad y las incertidumbres en torno al valor. En estos últimos días, las acciones de AmRest han llegado a poner en riesgo el soporte que encuentra sobre los 6 euros, comiéndose toda la rentabilidad acumulada en el año. Este suelo, sin embargo, se ha mostrado firme lo que invita a los analistas técnicos a pensar en un posible rebote hacia los 7 euros si las buenas noticias siguen acompañando al valor.

Artículos relacionados