BOLSA

Duro Felguera, recuperar la gloria

El equi­li­brio fi­nan­ciero, tras la se­gunda fase de las ayudas de la Sepi a em­presas es­tra­té­gi­cas, ha ser­vido para reac­ti­var, am­pliar y me­jorar el plan de via­bi­lidad de Duro Felguera. La com­pañía quiere apro­ve­char su ex­pe­riencia para re­forzar su po­si­ción en los seg­mentos tra­di­cio­nales de energía e in­dus­triales e im­pulsar su ac­ti­vidad en re­no­va­bles, al­ma­ce­na­miento de la energía y di­gi­ta­li­za­ción para re­cu­perar glo­rias pa­sa­das.

Para ello, lo primero ha sido reactivar la ejecución de proyectos en cartera. Entre ellos destaca el proyecto de energía de 1500 MW en Djelfa (Argelia), bajo un marco de acuerdo con el cliente con positivas expectativas para una finalización exitosa de dicho proyecto.

El otro gran objetivo es impulsar la nueva contratación con el fin de alcanzar, tal y como apunta su nuevo plan de viabilidad, alcanzar una cifra de 170 millones de euros este año y seguir creciendo hasta el entorno de los 800 millones de euros de nueva contratación para para el año 2027, el último del plan de viabilidad.

Duro Felguera confía en que buena parte de esta nueva contratación tenga lugar en el negocio de energías renovables, tanto en lo relativo a Ingeniería y Construcción de plantas de energía renovable, como en el de almacenamiento de energía, a través de la ejecución de proyectos, con un objetivo de 2.850 MW en el período 2021-2027. Con todo ello, la cifra global de ventas prevista para 2027 se situaría en las inmediaciones de los 750 millones de euros.

La dinamización de los proyectos industriales en muchos países gracias a la reactivación de la economía mundial en la era post pandemia, la mayor liquidez del mercado y a los apoyos de los fondos europeos e internacionales entre los que destacan los fondos Next Generation EU servirán para generar una importante base para el crecimiento de Duro Felguera una vez lograda la línea de avales por 80 millones de euros.

Un campo abonado, señala el grupo, para aprovechar su experiencia y conocimiento en los diferentes sectores en el cumplimiento de su plan de viabilidad con el que pretende seguir siendo una empresa estratégica tanto en Asturias como en España.

Unas mejores perspectivas que el mercado empieza a recoger, aunque no sin cierta prudencia. En lo que va de año, el valor acumula una subida del 50% entre grandes altibajos, dibujando un perfil complicado. Los analistas técnicos consideran que mientras no recupere el nivel de 1,2 euros por acción, y en la actualidad se mueve por debajo del euro, no se puede dar por buena una nueva fase alcista.

Artículos relacionados