BOLSA

Meliá, en la encrucijada

El sector ho­te­lero se en­cuentra en una en­cru­ci­jada. Muchos ope­ra­dores han em­pe­zado a apostar por él ante un ho­ri­zonte mucho más des­pe­jado tras la grave crisis pro­vo­cada por la pan­de­mia. En este es­ce­na­rio, Meliá Hotels sería una de las me­jores op­ciones para apro­ve­char el ti­rón. Sin em­bargo, los úl­timos re­brotes de la covid en Europa y la apa­ri­ción de nuevas mu­ta­ciones po­drían con­tener esta eu­foria y frenar las ex­pec­ta­tivas de re­cu­pe­ra­ción.

De momento, el bróker norteamericano Jefferies ha destapado en estos días el tarro de las esencias del grupo hotelero con una mejora de su valoración de mantener a comprar tras una ligera mejor de su estimación de precio objetivo hasta los 7,5 euros por acción.

Después de las dudas generadas con la pandemia, la firma considera que este sector será uno de los más destacados en los próximos meses. Conforme se va avanzando hacia la normalización, los inversores volverán a retomar la atención hacia las compañías de ocio y turismo con especial foco en el sector hotelero, uno de los más castigados en los últimos meses y que presenta valoraciones muy interesantes.

Un cambio de tendencia marcado por la positiva evolución de sus cuentas en el tercer trimestre. Aunque todavía se encuentra en números rojos, con unas pérdidas de 166 millones, a partir del mes de junio ha mostrado un importante cambio de tendencia en la generación de caja positiva que ha sorprendido positivamente al mercado y permite ser muy optimistas.

La valoración de Jefferies supone un potencial alcista de más del 25% respecto a su cotización actual, ligeramente por debajo de los 6 euros por acción.

Este optimismo, sin embargo, se estaría viendo contenido por la preocupación del rebrote del virus en Europa y la aparición de Ómicron. De momento, los mercados donde mejor está posicionada Meliá no se han visto tensionados en exceso por la nueva ola del virus, pero es un factor muy a tener en cuenta. El perfil técnico del grupo hotelero, pese a la reacción alcista a la recomendación de Jefferies, sigue siendo delicado, pues no se puede hablar todavía de un cambio en la tendencia bajista predominante desde 2017.

Artículos relacionados