BOLSA

Siemens Gamesa toma aire

La par­ti­ci­pa­ción en uno de los grandes me­ga­pro­yectos para pro­ducir energía eó­lica en el Reino Unido ha dado aire a ali­caída co­ti­za­ción de Siemens Gamesa. Tras acu­mular caídas de más del 45% en el año, el valor ha reac­cio­nado con fuerte alzas al co­no­cerse que ha sido no­mi­nado como su­mi­nis­trador pre­fe­rente por Vattenfall para el pro­yecto Norfolk, de 3,6 GW.

Se trata de un proyecto de "dimensiones colosales" ubicado en el Reino Unido y que, una vez puesto en marcha, generará energía limpia suficiente para abastecer a cuatro millones de hogares británicos.

Según el acuerdo preliminar alcanzado con Vattenfall, Siemens Gamesa instalaría su nuevo aerogenerador offshore SG 14-236 DD, más potente, y se encargaría además del mantenimiento del proyecto. Ubicado a una distancia de entre 47 y 72 kilómetros de la costa este de Inglaterra, el proyecto Norfolk se compone de dos parques, cada uno de 1,8 GW: Norfolk Vanguard y Norfolk Boreas.

Con todo, no conviene vender la piel del oso antes de cazarlo. Este acuerdo se encuentra sujeto al resultado de la adjudicación de la subasta por parte del Gobierno británico, prevista para 2022, y de la consiguiente decisión de inversión final por parte de Vattenfall.

Todo apunta, en cualquier caso, a que este proceso será un mero trámite dentro de la apuesta global mundial por las energías renovables. Una vez se confirme supondrá una vuelta de tuerca más a la excelente relación entre Siemens Gamesa y la empresa de energía sueca, afianzada durante muchos años y en numerosos mercados.

Con este acuerdo de proveedor preferente nominado para Norfolk, Siemens Gamesa añadirá 3,6 GW a la cartera conjunta. Todo ellos además con un aerogenerador con un rotor aún más grande, un claro ejemplo de la constante innovación y mejora de productos de la cotizada española con el fin de liderar la revolución offshore, aportando valor a los proyectos de sus clientes y desplegando todo el potencial de la energía eólica.

De momento, este anuncio ha permitido a Siemens Gamesa romper la profunda tendencia negativa desarrollada desde los máximos de 38,5 euros por acción alcanzados a principios de año y recuperar el delicado nivel de los 20 euros que había perdido en estos días atrás.

Los expertos técnicos creen que ahora puede ser una gran oportunidad para ir retomando posiciones en el valor con una mayor proyección de futuro tras los recortes de previsiones apuntados por el sector en general a lo largo de este año y del “profit warning” en particular anunciado por la compañía a mediados de ejercicio.

Artículos relacionados