BOLSA

IAG, de la pandemia a las alzas del crudo

La me­jora de los re­sul­tados de IAG a nivel ope­ra­tivo, su­perando las pre­vi­siones del mer­cado, es una de las prin­ci­pales con­clu­siones de los re­sul­tados de IAG al cierre del tercer tri­mes­tre. La ae­ro­línea ha re­ba­jado sus pér­didas al cierre de los nueve pri­meros meses del año hasta los 574 mi­llones de euros frente a los 5.576 mi­llones a sep­tiembre de 2020.

El grupo pone así rumbo de regreso hacia la rentabilidad el próximo ejercicio tal y como apunta la evolución de los ingresos en el último trimestre, más del doble en igual período del año anterior y unos gastos inferiores a los previstos por el consenso del mercado para empezar a dar por cerrada la crisis de la covid.

Otro de los aspectos destacables sería la liquidez de 10.600 millones de euros, en niveles previos a la pandemia, con un aumento de cerca del 31% respecto a los 8.100 millones de un año antes. Teniendo en cuenta el préstamo aún no utilizado de la UKEF en octubre, la liquidez aumentaría hasta 12.100 millones de euros, según Renta 4.

Su elevada deuda de 12.356 millones en claro aumento frente a los 9.762 del pasado mes de diciembre, sigue siendo una de las principales fuentes de preocupación. A ello se suma la preocupante subida de los precios de los combustibles. IAG tiene cobertura del 70% de combustible para el cuarto trimestre y del 40% para 2022 que, al menos, ayudarán a paliar en parte esta preocupante escalada.

Y más teniendo en cuenta que la capacidad para el cuarto trimestre será del 60% respecto al mismo trimestre de 2019, que a pesar de ser algo inferior a la estimada por los analistas supondrá un incremento en los gastos para combustibles. En este sentido, IAG espera volar las rutas del Atlántico Norte al 100% de capacidad para la temporada de verano 2022.

Con estas cifras sobre la mesa, los expertos de Renta 4 reiteran su recomendación de sobreponderar el valor tras poner en revisión su actual precio objetivo de 2,82 euros por acción. Esta valoración supondría un potencial alcista a medio plazo cercano al 40% desde su cotización actual en poco más de 2 euros y se sumaría a la rentabilidad del 14% apuntada desde principios de año.

Artículos relacionados