LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa afianza posiciones

Los mer­cados han vi­vido una se­mana de pe­queñas subidas des­pués de que la Fed haya man­te­nido una pos­tura mo­de­rada y sin sor­presas en su úl­tima reunión. El Ibex 35 ha ga­nado un 0,8% en las cinco úl­timas se­siones para al­canzar los 9.130 pun­tos, con­so­li­dando por fin la cota de los 9.000 puntos con­quis­tada la se­mana an­te­rior.

Una muy buena noticia desde el punto de vista técnico con vistas a un posible “rally” navideño a poco que acompañen los indicadores macro. Sin embargo, la bolsa española sigue perdiendo terreno respecto al resto de grandes indicadores mundiales. Algunos de los cuales se mantienen firmes en zona de máximos como los americanos o el Dax alemán.

Una progresiva divergencia marcada por el paso atrás de renovables y siderúrgicas, y por la debilidad de la banca en general y de Telefónica, a pesar de los positivos resultados registrados en el tercer trimestre. Situación que pone de manifiesto la constante rotación de activos con unos inversores poco dispuestos a asumir riesgos.

En este sentido, los expertos creen que la consolidación de niveles será clave para un cambio de percepción. A ello puede contribuir también la propuesta de la Reserva Federal de ir cerrando el grifo de los estímulos a una economía dopada para hacer frente a la pandemia. El pasado miércoles aprobó planes para comenzar a reducir su programa de compra de bonos este mes.

La autoridad monetaria norteamericana ha acordado reducir su programa de compra de activos de 120.000 millones de dólares al mes en 15.000 millones de dólares tanto en noviembre como diciembre. De seguir este ritmo en los meses siguientes podría eliminar las compras por completo para el próximo mes de junio.

Un panorama que podría forzar al Banco Central Europeo a seguir sus pasos tras mostrarse más pasivo la semana anterior. Una noticia excelente para la banca, con gran peso en el mercado español, ante la probable mejora del escenario para el negocio bancario.

Calendario semanal de Bolsa

Después de unas semanas agitadas por los indicadores económicos, los resultados y las reuniones de los bancos centrales, los próximos días se presentan algo más tranquilos con vistas a la consolidación de niveles del mercado y al inicio del posible “rally” navideño. En estos días, el principal foco de atención estará puesto sobre los indicadores de inflación y en los datos de producción industrial.

Para ello, sin embargo, los inversores deberán esperar. Este lunes, de momento, lo más destacado será la balanza comercial en China que puede agitar a los mercados asiáticos.

En la sesión del martes se darán a conocer la balanza comercial y el índice de confianza ZEW en Alemania, así como los precios de producción en Estados Unidos.

El miércoles, las miradas apuntarán a la producción industrial y el IPC de China, y a las cifras de inflación también de Alemania y Estados Unidos desde donde también llegarán los inventarios al por mayor y el índice hipotecario MBA.

En la agenda financiera internacional del jueves apenas destacarán la producción industrial de Japón, la producción industrial y PIB del Reino Unido, junto con las habituales peticiones semanales por desempleo en Estados Unidos, como citas más importantes.

La semana bursátil se cerrará el viernes con el IPC de España, la producción industrial de la zona euro y la tradicional confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados