Monitor de Latinoamérica

Quito se ha fi­jado como meta captar 30.000 mi­llones de dó­lares en cuatro años

Ecuador, tierra de oportunidades de inversión

El in­terés de las em­presas es­pañolas crece, pese a la des­in­ver­sión de Repsol

Guillermo Lasso se compromete a la descarbonización.
Guillermo Lasso y el cambio climático.

Ecuador ha em­pren­dido bajo Lasso una cam­paña in­ter­na­cional para po­si­cio­narse como des­tino in­ver­sor, pri­mero con una vi­sita a España en la que animó a las em­presas a elevar su pre­sen­cia. Y, des­pués con la ce­le­bra­ción del foro ‘Ecuador Open for Business 2021’, en el que el país se ex­hibió como “tierra de opor­tu­ni­da­des” y fiable para el ca­pital ex­te­rior. Quito quiere captar 30.000 mi­llones de dó­lares en cuatro años en pro­yectos en todos los sec­to­res.

La ofensiva en busca de captación de una mayor inversión española e internacional llega en un momento complicado, cuando el presidente acaba de renovar un mes un estado de excepción decretado para combatir el aumento de la violencia por el narcotráfico y cuando ha denunciado una conspiración liderada por el ‘correísmo’ para desestabilizar su Gobierno, al sugerir su destitución tras ser vinculado al escándalo de los ‘Pandora Papers’. Y cuando crecen las protestas contra una reforma laboral que el Ejecutivo juzga clave.

Y también se produce cuando Repsol acaba de confirmar que saldrá del país, donde estaba presente desde hace 20 años, tras haber recibido el visto bueno de Quito para la venta de sus activos en exploración y producción a la canadiense New Stratus Energy. Y cuando Movistar, inicia la negociación para la renovación de sus contratos de concesión y uso de frecuencias.

Días, atrás, en el ‘Ecuador Open for Business 2021’, en el que participaron un millar de empresarios de modo presencial y 2.000 virtualmente, el presidente Lasso animó a los inversores a apostar por un país “dolarizado, por lo que transmite seguridad inversora; con una baja inflación del 1,47%; con reservas monetarias crecientes y con un Gobierno que comprende que para lograr la meta de crear dos millones de empleos necesita del sector privado”.

Colaboración público-privada

En este foro, Quito presentó proyectos de colaboración público-privada, con la meta de implantar un modelo económico que refuerce la actividad privada en el país. El foro, el presidente destacó que Ecuador ha podido iniciar la reactivación y resaltó la liquidez del sistema bancario, “tan amplia que las empresas internacionales pueden contar con un sistema solvente para la inversión”. Las reservas internacionales superan los 8.200 millones de dólares.

Lasso, que llamó al Parlamento a aprobar una reforma tributaria “fundamental”, adelantó que en 2021 el PIB crecerá el 3,3% y reiteró la meta de su Gobierno de lograr 30.000 millones en cuatro años en capital exterior. “Mi Gobierno va a presentar un proyecto de ley de fomento de inversión que simplificará el marco jurídico y habilitará zonas francas con incentivos tributarios” dijo. Quito espera cerrar este año con inversiones por 2.000 millones, el doble que en 2019.

En su estancia en Madrid a inicios de noviembre, Lasso se reunió con firmas españolas de renovables, telecos, tecnología, infraestructuras y logística para mostrar las oportunidades de inversión y resaltar el buen clima de negocios. Primer conservador que ocupa la presidencia de Ecuador en 20 años, destacó especialmente la seguridad que ofrece el país. “Necesitamos inversión privada” y estamos haciendo lo posible para crear un marco atractivo, señaló, para destacar tres leyes “fundamentales” que se propone poner en marcha: las de sostenibilidad fiscal, reforma laboral y promoción de inversiones.

“Mi gobierno habla el lenguaje de las empresas y quiere promover una relación sector privado-Estado mucho más amigable”, dijo Lasso. “Ya hay empresas españolas en Ecuador en infraestructura, petróleo, energía, agroindustria y queremos ampliar esas oportunidades, dijo. Ecuador es uno de los países en Latam que menos inversión extranjera ha logrado en la última década.

Acuerdos comerciales

En España, Lasso participó en varios foros, entre ellos, y junto a la secretaria de Estado de Comercio, Xiana Méndez, en un encuentro Empresarial España-Ecuador. Allí, frente a un centenar de empresarios habló de dos de las estrategias del Gobierno para promover y garantizar las inversiones en el país: las alianzas público-privadas y los acuerdos comerciales. “Buscamos alianzas público-privadas en los sectores petrolero, minero, telecos, infraestructura y energía”, dijo. En ese foro, CEOE señaló que la reforma tributaria es “necesaria para estabilizar las cuentas públicas” y atraer inversión hacia el país.

Tras la visita de Lasso varias compañías españolas han expresado su interés en los proyectos en renovables y telecos, entre ellas Cobra Zero-E, Solar Pack e Hispasat. En Ecuador están establecidas cerca de 160 empresas españolas y un consorcio dirigido por empresas españolas lidera la obra del Metro de Quito. En el país están presentes, en áreas estratégicas, Acciona, Telefónica, Mapfre, ACS, OHLA, Sacyr, CAF, Globalia, Isabel, Pescanova, Indra, Iberia, Inditex o Mango. Según el banco central, en 2020 España fue segundo inversor con 230,9 millones, un 20% del total. En 2019 la inversión fue de 2.362 millones.

El mandatario ecuatoriano destacó que la entrada de Ecuador en el CIADI es un mensaje claro a favor de los inversores y resalto la voluntad de firmar de diez nuevos acuerdos comerciales, dentro de su política de apertura ‘Más Ecuador en el mundo y más mundo en Ecuador'. Uno de los más cercanos es el pacto con México, que Quito prevé firmar este año. Asimismo, indicó que su Gobierno quiere “desinvertir” en empresas públicas como el Banco del Pacífico, que se prevé privatizar a mediados de 2022.

Artículos relacionados