LA SEMANA BURSÁTIL

El covid-19 presiona otra vez a la Bolsa

Los ner­vios afloran en las bolsas es­pañolas y pro­vocan una in­tensa re­caída de los va­lores ban­ca­rios y tu­rís­ticos por el re­punte de la pan­de­mia. El ín­dice Ibex 35 se ha hun­dido un 3,6% en el global de las cinco úl­timas se­sio­nes, per­diendo de nuevo la crí­tica re­fe­rencia de los 9.000 pun­tos. En con­creto, el se­lec­tivo se ha des­li­zado hasta los 8.753 pun­tos, mien­tras que los in­di­ca­dores ame­ri­canos y ale­manes se man­tienen en zona de má­ximos his­tó­rico.

El recorte de las perspectivas de crecimiento de España para este año, muy por debajo de las previsiones iniciales, la fuerte presión inflacionista derivada de los precios de la energía y, en especial, los rebrotes de la covid en Europa, con confinamientos de la población en Austria son factores que parecen estar justificando el mayor castigo de la bolsa española respecto a otros mercados internacionales.

De momento, el Banco Central Europeo mantiene su discurso prudente sobre la inflación, aunque reconoce que la fase alcista actual de los precios se prolongará más tiempo de lo previsto. Aun así, su presidente, Christine Lagarde ha insistido en que el BCE no debe endurecer de momento su política monetaria ante el riesgo de ahogar la incipiente recuperación. Todo apunta, por tanto, a una continuidad en los estímulos con la compra de bonos.

Eso supone un sustancial alivio para España, en peligro de ver cómo se desboca su prima de riesgo, debido a su elevado déficit, en caso de que la autoridad monetaria cierre el grifo.

La inflación es también una de las principales preocupaciones en Wall Street. Eso no le ha impedido marcar nuevos máximos históricos en estos días debido a los excelentes resultados empresariales publicados. Los mercados estadounidenses parecen haber aparcado este problema a un lado pendiente de la elección del nuevo presidente de la Reserva Federal por parte de Joe Biden.

El precio del crudo también ha estado sujeto a una gran volatilidad en estos días para caer por debajo de los 80 dólares por barril, añadiendo más incertidumbre a los mercados.

En medio de este incipiente caos, los inversores han optado en estos días por retirar sus inversiones de la bolsa española de forma prudencial a la espera de noticias más halagüeñas. Eso hecho por tierra casi cualquier opción no solo de un rally navideño sino de tan siquiera acabar el año por encima de los 9.000 puntos en el caso del Ibex 35.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de actividad, producción y confianza tomarán el relevo a las cifras de inflación de estos días atrás, volviendo a marcar el pulso de los mercados financieros internacionales en los próximos días. La semana estará además condicionada por el festivo del jueves y la media jornada del viernes en Estados Unidos por la celebración del día de Acción de Gracias.

Hoy lunes, los inversores deberán estar atentos a la balanza comercial de España, la confianza consumidora en la zona euro, y la venta de casas de segunda mano en Estados Unidos.

El martes será una sesión clave con la publicación de los indicadores PMI de los sectores manufacturero y servicios en medio mundo.

La agenda financiera internacional del miércoles también vendrá cargada de citas importantes. Entre ellas destacan el índice IFO de clima empresarial en Alemania y las cifras americanas de PIB, pedidos de bienes duraderos, ventas de nuevas viviendas, paro semanal o la confianza de la Universidad de Michigan.

El jueves, festivo en Estados Unidos, se dará a conocer los precios de producción en España, así como el PIB y la confianza consumidora GFK en Alemania.

La semana bursátil se cerrará el viernes, media jornada en Wall Street, con las cifras de producción industrial en China, las ventas al por menor en Alemania y el agregado monetario M3 en la zona euro, utilizado por el BCE para medir las presiones inflacionistas.

Artículos relacionados