BOLSA

Audax, las pérdidas parecen puntuales

El giro es­tra­té­gico dado por Audax a prin­ci­pios de año para ser un grupo ener­gé­tico in­te­gral y con­ver­tirse en re­fe­rente en la ge­ne­ra­ción de energía 100% re­no­vable pa­rece estar dando sus fru­tos. El nuevo en­foque de su mo­delo de ne­gocio ha im­pul­sado la me­jora en casi todas sus mag­ni­tudes de enero a sep­tiem­bre.

Han destacado en especial los ingresos, aunque eso no ha impedido tener, paradójicamente, un resultado neto negativo de 1,8 millones de euros debido a la evolución al alza de los precios de la electricidad y los mayores costes en la captación de clientes.

Al cierre del tercer trimestre, la empresa de energía renovable ha aumentado un 83% sus ventas frente a igual período del año anterior, hasta alcanzar los 1.143 millones de euros. Un crecimiento respaldado por el aumento de su cifra de clientes en un 10% y por la subida del precio de la electricidad en los mercados mayoristas de los países en que opera.

Por su parte, el margen bruto se ha elevado a 86 millones de euros, con un crecimiento del 5%, mientras el Ebitda ha superado los 31 millones, un 71% más. En este sentido, el grupo destaca su capacidad de respuesta a uno de los trimestres más duros en cuanto a la volatilidad de los precios y confía en recuperar las previsiones para la recta final del ejercicio.

El lado más preocupante es el mayor apalancamiento, 69,8%, con un aumento de la deuda neta hasta los 384 millones de euros, un 88% superior respecto a los 204 millones de euros a finales de 2020. No obstante, la compañía asegura tener una sólida posición de caja de 403 millones de euros que le permitirá seguir con su hoja de ruta en cuanto al desarrollo y construcción de su cartera de proyectos fotovoltaicos.

Su cartera total se sitúa en 2.524 MW después de haber incorporados nuevos proyectos en España, Italia y Portugal, sus mercados estratégicos. Con todo, la producción a nivel global del grupo ha sido ligeramente inferior a la del año pasado. Punto donde, la compañía tiene un claro margen de mejora.

Pese a su entrada en pérdidas frente al beneficio de 8,5 millones de euros a septiembre de 2020, el mercado ha dado sus parabienes a las cuentas de Audax. La cotización de la compañía ha reaccionado con un alza superior al 10%, aunque muchos operadores creen que este rebote se ha debido más al excesivo castigo acumulado en los últimos meses.

El valor había tocado suelo ligeramente por debajo de los 1,3 euros por acción por lo que parecía lógico una reacción a poco que los resultados no fueran especialmente negativos. El posible cambio de tendencia, sin embargo, queda a expensas de que pueda superar con holgura la barrera de los 1,6 euros, donde encuentra un alto nivel de congestión.

Artículos relacionados