CORRUPCIÓN

La con­di­ción de tes­tigo de Javier Ayuso po­dría cam­biarse en fun­ción de las de­cla­ra­ciones pre­vistas

Ángel Cano, ex número dos de FG en el BBVA, rompe su silencio como imputado

El ex con­se­jero de­le­gado del banco, que re­cibió más de 50 mi­llones de in­dem­ni­za­ción, so­li­cita de­clarar ante el juez

Ángel Cano, ex CEO del BBVA.
Ángel Cano, ex CEO del BBVA.

El macro juicio del caso FG-BBVA-Villarejo se adentra en un pe­riodo de­ci­sivo. Ángel Cano, ex nú­mero dos del BBVA du­rante una largo pe­riodo de la pre­si­dencia de Francisco González, ha roto su si­lencio como impu­tado en la causa. En un es­crito al ma­gis­trado García Castellón, el fi­nan­ciero ha so­li­ci­tado de­clarar por propia vo­lun­tad, una vez que fuera ci­tado por la Audiencia el 11 de junio de 2019 y se am­pa­rara a su de­recho cons­ti­tu­cional a no de­cla­rar.

En el escrito de sus procuradores, conocido este martes por las partes, Ángel Cano asegura que su deseo de declarar, como imputado, se basa en su creencia de que esta manera defenderá mejor sus intereses. Hace mención en el escrito, de apenas dos folios, a que ahora dispone de una mayor información que en julio de 2019 y podrá defenderse mejor.

Cano permaneció como CEO del banco, en sustitución de José Ignacio Goirigolzarri, durante el periodo decisivo posterior al espionaje a periodistas, políticos y empresarios por el caso Sacyr, pero que luego continuó con otros encargos hasta casi 2017. A su salida de su despacho en el BBVA, Cano recibió más de 55 millones de indemnización. En 2004, en el momentp del espionaje a Sacyr y altos cargos del Gobierno de Zapatero, como Miguel Sebastián, Cano era responsable de Medios.

Julio Corrochano, ex jefe de Seguridad del BBVA durante la presidencia de Francisco González (ambos imputados por una serie de supuestos delitos de espionaje y administración desleal en el ), aseguró en un escrito enviado al juzgado en las diligencias previas 97/2017 que, en el momento en que el presidente del BBVA le encargó la misión de obtener información sobre el intento de asalto de Sacyr al BBVA, le dijo que sólo hablara del asunto con Ángel Cano y el entonces jefe de de prensa del BVVA (dircom), Javier Ayuso.

En ese mismo escrito, Corrochano afirma que la decisión de contratar a el ex comisario de policía José Manuel Villarejo, en prisión preventiva en la actualidad y al que se piden más de 100 años de cárcel por ésta y otras causas, se adoptó en una reunión en el despacho del banco del ex dircom, Javier Ayuso. El polémico periodista figura en estos momentos como testigo -algunos señalan que protegido por su relación con el CNI en el periodo que trabajó como jefe de prensa del Rey emérito-, pero fuentes judiciales aseguran que su condición puede variar en breve.

Artículos relacionados