BOLSA

Airbus apunta hacia sus máximos

El salón de ae­ro­náu­tica de Emiratos Árabes Unidos no po­dría haber em­pe­zado mejor para Airbus. En el primer día de la Dubai Airshow, el fa­bri­cante de aviones eu­ropeo ha con­se­guido firmar un con­trato con el fondo de ca­pital pri­vado Indigo Partners para la venta de 255 aviones de la fa­milia A321neo va­lo­rados en unos 29.000 mi­llones a pre­cios de ca­tá­logo y otros 29 apa­ratos de la clase A321XLR.

En concreto, el pedido conjunto de las aerolíneas en cartera de Indigo Partner se desglosa en 102 aviones (75 A321neo + 27 A321XLR) para la húngara Wizz Air, 91 aviones (A321neo) para la estadounidense Frontier, 39 aparatos (A321neo) para la mexicana Volaris y 23 aviones (21 A321neo + 2 A321XLR) para la aerolínea JetSMART (Chile, Argentina).

Este pedido eleva el número total de aviones pedidos por las aerolíneas de Indigo Partners a 1.145 aviones de la familia A320, reforzando el compromiso de sus aerolíneas de cartera con un crecimiento constante durante la próxima década una vez se recupere el deseo a viajar y centrándose en las aerolíneas de "ultra bajo coste" que se espera que emerjan con finanzas más sólidas que sus rivales.

A finales de octubre de 2021, la familia de aparatos A320neo había totalizado más de 7.550 pedidos de 122 clientes desde su lanzamiento en 2010. Desde su entrada en servicio hace cinco años, Airbus ha entregado más de 1.950 aviones de esta familia que han contribuido a un ahorro de 10 millones de toneladas de CO2.

Esta nueva entrega supone una nueva inyección de confianza para el grupo a la hora de asentar su posición de liderazgo en el sector aeronáutico después de una fuerte desaceleración causada por la pandemia tal y como han recogido sus cuentas en el tercer trimestre.

El consorcio europeo ha vuelto a la senda del beneficio con una ganancia de 404 millones de euros, muy por encima de le previsto por el consenso del mercado recogido por Bloomberg y una caja neta de 6.733 millones de euros, con un crecimiento del 20% respecto al cierre de 2020.

Eso ha permitido a Airbus mejorar sus objetivos para el final de año, a pesar de un entorno complejo de costes marcados por el encarecimiento de las materias primas.

Los analistas creen que estas noticias servirán de revulsivo para la cotización de Airbus, atascada en los últimos meses en una franja lateral entre los 110 y los 118 euros por acción. Una vez consiga romper esta última referencia técnica al alza, su camino quedará completamente despejado hacia los máximos, en cerca de 140 euros por acción, previos a la pandemia.

Artículos relacionados