El precio y las tur­bu­len­cias de la mo­neda no acaban de con­vencer al mer­cado

BBVA pierde más de un 4% de su capitalización por la OPA total sobre el Garanti turco

Una ope­ra­ción es­tra­té­gica rea­li­zada con el ex­ce­dente de la venta del ne­gocio en EEUU

Onur Genç y Carlos Torres, BBVA.
Onur Genç y Carlos Torres, BBVA.

Sin tener en cuenta apa­ren­te­mente la he­te­ro­doxa po­lí­tica mo­ne­taria del pre­si­dente turco, Recep Tayyip Erdoğan, el BBVA de Carlos Torres con­si­dera prio­ri­tario Turquía como un mer­cado de cre­ci­miento. Este lu­nes, la en­tidad lanzó una oferta pú­blica de ad­qui­si­ción (OPA) de ca­rácter vo­lun­tario sobre la to­ta­li­dadad de su fi­lial turca, el Garantí, que el mer­cado re­cibió muy mal, con una caída de más del 4% de su ca­pi­ta­li­za­ción.

Una operación estratégica que trata de aprovechar el excedente del capital generado por la reciente venta de su filial de Estados Unidos, pero que no acaba de convencer al mercado.

En la actualidad, BBVA posee un total de 2.093,7 millones de acciones, equivalentes al 49,85% del capital social de la entidad. Por lo tanto, la ofertade compra se dirige a los 2.106,3 millones de acciones restantes, un 50,15% del capital social.

Un total de 4.200 millones de acciones con un valor nominal de una lira turca cada una. La entidad no tiene emitidas acciones privilegiadas. Todas las referencias a acción o acciones deben entenderse realizadas a lotes de 100 acciones, al ser esta la unidad en la que cotizan las acciones de Garanti en la Bolsa de Estambul.

El precio ofrecido a los accionistas de Garanti es de 12,20 liras turcas en efectivo por cada acción. El importe máximo a desembolsar por el banco español será de 25.697 millones de liras turcas, unos 2.250 millones de euros. Este importe supone una prima del 34% sobre el precio medio ponderado por volumen de los últimos 6 meses; del 24% sobre el del último mes; y del 15% sobre la última cotización del 12 de noviembre.

El importe máximo se asumiría en caso de que todos los accionistas de Garanti vendan sus acciones, lo cual parece lógico teniendo en cuenta lo atractivo del precio.

El impacto de la OPA apenas se notará en la ratio de solvencia

En este caso, la operación incrementaría el beneficio por acción de BBVA de 2022 en un 13,7% y el valor contable tangible por acción a septiembre de 2021 en un 2,3%, según cálculos de los analistas. Por otra parte, el impacto máximo esperado en la ratio de capital CET del grupo a septiembre de 2021 sería "muy limitado" con una merma de apenas 46 puntos básicos.

BBVA realizará el pago del precio con cargo a sus actuales recursos propios. Carlos Torres Vila. Presidente del banco ha destacado que “esta operación es una magnífica oportunidad para invertir en nuestra filial en Turquía y generar valor para los accionistas”.

El banco español se reserva el derecho a reducir o modificar el precio de la OPA en el importe bruto que corresponda al importe distribuido por acción, en el caso de que Garanti proceda a declarar o distribuir dividendos, reservas o realice cualesquiera otras distribuciones a sus accionistas, todo ello desde la fecha de esta información privilegiada y hasta la fecha de finalización de la OPA.

La oferta no está condicionada y BBVA aceptará cualquier nivel de participación. En el supuesto de que no acudan todos los accionistas pero de que se supere el 50% de participación, el banco podría incrementar su participación sin tener que lanzar otra opa.

El inicio de esta operación está sujeto a las autorizaciones regulatorias pertinentes y se estima que se cierre en el primer trimestre de 2022 si toda va de acuerdo con lo previsto.

Turquía es un mercado estratégico para el BBVA

BBVA ha subrayado la importancia de Turquía como "mercado estratégico". Según la entidad, a pesar de la volatilidad en el corto plazo, el potencial de crecimiento de la economía, su pirámide poblacional, los lazos comerciales del país con Europa y su baja bancarización, contribuyen al atractivo a largo plazo de este mercado.

Turquía tiene cerca de 84 millones de habitantes, con una edad media de 32 años. BBVA Research estima que el PIB de Turquía tiene un crecimiento potencial de un 3,5% por año. Es un socio comercial relevante para Europa: un 56% de las exportaciones turcas en 2020 tuvieron como destino el Viejo Continente. Y el margen para crecer en el negocio bancario es "muy elevado": el endeudamiento de las familias supone un 17% del PIB, frente a un 69% de la media de la Unión Europea.

Con una cuota de mercado entre los bancos privados del 20% en préstamos en liras turcas y del 19% en depósitos, Garanti BBVA es el principal banco privado del país y el mayor por capitalización bursátil.

Presenta las mejores métricas del sector en términos de rentabilidad, con un ROE del 19,3%, frente al 15,6% de media en sus competidores, y calidad crediticia con una ratio de mora del 4,0%, frente al 5,2% de media en el sector, y una ratio de cobertura del 77%, versus un 69%. Además, destaca por encima de la media del Grupo BBVA en digitalización, tanto en ventas digitales en unidades (83% del total) como en clientes digitales (78% de penetración móvil).

El alto precio a pagar y las turbulencias de la moneda derivadas de la heterodoxa política monetaria de su presidente, que cree que los tipos de interés altos impulsan la inflación, no terminan de convencer a los bolsistas, que han castigado con dureza a la acción como primera medida nada más conocerse la oferta.

Artículos relacionados