LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, en proceso de consolidación y poco más

La ro­ta­ción de ac­tivos es la prin­cipal es­tra­tegia de los in­ver­sores en su apuesta por la li­qui­dez. El mer­cado no está para bro­mas, con la in­fla­ción des­bo­cada, y nadie quiere asumir ries­gos. El ín­dice Ibex 35 cerró la se­mana pa­sada con una caída del 0,55% que al menos le ha per­mi­tido con­so­li­darse sobre la re­fe­rencia de los 9.000 pun­tos.

Pese a una muy positiva temporada de resultados empresariales, con un elevado porcentaje de empresas que han superado las expectativas, los bolsistas empiezan a valorar la capacidad empresarial de mantener el crecimiento a futuro en medio de una fuerte crisis energética, los cuellos de botella en los suministros y con la inflación oscilando como espada de Damocles.

Una sensación de prudencia que se viene observando en la gran mayoría de indicadores de las principales bolsas del mundo. A ello se suma la creciente crisis migratoria que puede enturbiar aún más las relaciones de Europa con sus vecinos del Este y provocar restricciones del gas procedente de Rusia, así como los preocupantes rebrotes de la covid en países como Alemania.

Un escenario complicado que podría contener el tan esperado y deseado “rally” navideño en las bolsas españolas. De hecho, los operadores se están limitando a cambiar cada semana de cromos para garantizarse una rentabilidad, aunque sea mínima, al cierre del ejercicio después de los malos años anteriores.

De este modo, valores como Siemens Gamesa y Telefónica han acaparado las compras tras los ajustes de semanas anteriores, mientras las ventas se han enfocado en los valores turísticos, energéticas y bancos, que habían registrado una evolución algo mejor.

Aunque la capacidad de subida es bastante limitada, los expertos no creen tampoco que se vaya a perder la cota de los 9.000 puntos a corto plazo. Por este motivo, se decantan en buena parte por una tendencia lateral a la espera de acontecimientos. El repunte de los precios del oro, como activo refugio, no permite tampoco ser mucho más optimista.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de producción industrial e inflación, la gran preocupación en la actualidad, centrarán buena parte de la atención de los mercados financieros internacionales en los próximos días y marcarán el pulso a corto plazo. Una buena piedra de toque con vistas al cada vez más hipotético rally navideño.

Este lunes, de momento, los principales indicadores llegarán desde Asia con el PIB y la producción industrial de Japón y las ventas minoristas y la producción industrial de China. En la zona euro se dará a conocer la balanza comercial y en Estados Unidos el índice de la Fed de Nueva York.

Para el martes, la atención se focalizará en la tasa de paro del Reino Unido, el PIB de la zona euro, pero destacarán, sobre todo, las ventas al por menor, la producción industrial, la capacidad de utilización y la confianza constructora NAHB en Estados Unidos.

En la sesión del miércoles se darán a conocer la balanza comercial de Japón, el IPC y la producción industrial del Reino Unido. También se espera el IPC de la zona euro, mientras que desde Estados Unidos llegarán los permisos de construcción y la construcción de nuevas viviendas.

En la agenda financiera internacional del jueves apenas destacan la Fed de Filadelfia y el índice de indicadores de Estados Unidos

La semana bursátil se cerrará el viernes con el IPC de Japón, la confianza consumidora, las ventas minoristas y la tasa de paro del Reino Unido, así como los precios de producción en la zona euro. Este día, además, tendrá lugar el penúltimo vencimiento de derivados del año que puede marcar el rumbo de las bolsas en esta recta final.

Artículos relacionados