BOLSA

Viscofán, alto potencial

Después de un año asen­tado en una larga ten­dencia la­teral entre los 55 y los 60 euros por ac­ción, los ex­pertos apuntan a que Viscofán ya está de nuevo en dis­po­si­ción para romper ba­rreras y su­perar los má­ximos ab­so­lutos re­gis­trados el año pa­sado. La base para este op­ti­mismo ha sido unos mag­ní­ficos re­sul­tados em­pre­sa­ria­les, que han su­pe­rado con creces las me­jores ex­pec­ta­tivas del mer­cado.

Al cierre del tercer trimestre, el productor navarro de celulosa para productos cárnicos ha obtenido un beneficio de cerca ce 100 millones de euros, un 13,5% superior al contabilizado un año antes. Una cifra que pone al grupo en disposición de cumplir con holgura sus objetivos para el conjunto del ejercicio.

Un avance impulsado por una cifra de negocios récord de 245,6 millones de euros y un Ebitda de 64,1 millones de euros con un incremento de más del 9% en ambos casos. Unas cuentas que reflejan, según José Domingo de Ampuero y Osma, presidente del grupo, “la disciplina comercial y la eficiencia productiva del grupo en un contexto complicado por las tensiones en la cadena de suministro y la presión en los costes energéticos”.

Este es uno de los principales aspectos que destacan los expertos de Bankinter para reiterar su recomendación de comprar sobre el valor con un precio objetivo en los 73,6 euros por acción. Eso supone un potencial de revalorización del orden del 20% desde su cotización actual.

En este sentido destaca su potencial de crecimiento gracias a su diversificación geográfica, en Europa y Asia, en especial, de donde proceden la mayor parte del crecimiento de sus ventas. A ello se suma la entrada en funcionamiento de la capacidad de fibrosa en la fábrica de Cáseda que se deberá ir reflejando en sus cuentas ante la elevada demanda.

Este optimismo, sin embargo, no es compartido por el consenso de analistas, mucho más prudente, con un predominio de las valoraciones entre los 55 y los 60 euros en línea con su actual precio.

La reacción del mercado en estos días, sin embargo, se decanta más por el optimismo que por la prudencia. Durante la semana pasada, el valor se apuntó un alza del 8% que ha devuelto su cotización a terreno positivo en el conjunto del año y le ha permitido tantear de nuevo la barrera de los 60 euros. Si consolida los niveles actuales asentará las bases para atacar su siguiente gran reto en los 62,18 euros, sus máximos absolutos de agosto de 2020.

Artículos relacionados