Algunas en­ti­dades hi­cieron én­fasis en sus bajos ni­veles tras los re­sul­tados

Los inversores recelan de los supuestos precios "muy baratos" de la banca

El sector entra en fase de in­de­fi­ni­ción en bolsa a la es­pera de buenas no­ti­cias

Banco Santander y BBVA
Banco Santander y BBVA

Como "increíblemente ba­ra­ta". Así ca­li­ficó el con­se­jero de­le­gado de Banco Santander, José Antonio Álvarez, la foto de la co­ti­za­ción de la en­tidad en la pre­sen­ta­ción de los re­sul­tados del tercer tri­mes­tre. Sólo unos pocos días an­tes, María Dolores Dancausa, mos­traba su con­fianza en que la ac­ción de Bankinter dé el gran salto hasta los 9 euros desde los pre­cios al­re­dedor de 5 euros de ahora. Quizá ambos tengan razón pero eso verá en el in­mi­nente fu­turo.

De momento, el mensaje no está calando demasiado entre los inversores, que tras las cuentas de los nueve primeros meses del año están haciendo parada y fonda en el sector. Las agresivas previsiones de algunos de los jefes del sector para sus bancos en bolsa están teniendo poco eco de momento, y tanto Santander como Bankinter siguen cotizando por debajo de los precios anteriores a la presentación de las cuentas.

A esas dos entidades se une Caixabank, la que más frío ha generado entre los inversores con sus cuentas. ¿Están baratos los bancos en bolsa? "Según se mire. Si es a corto e incluso a medio plazo, yo diría que están bastante bien valorados. Vienen de una subida de más del 100% en un año y ya han recogido en sus precios una gran mejora de expectativas económicas y de tipos de interés", señala un veterano analista del sector.

Fuentes bursátiles entienden el afán de los gestores de la banca por poner en primer plano el potencial alcista en bolsa de sus entidades, pero creen que, para seguir entrando, el dinero necesita de una red de seguridad. En el caso de Santander, hay pocas dudas. Es el único gran banco de Europa al que los analistas asignan un potencial de doble dígito. Con un PER en torno a 8 veces, su atractivo teórico es innegable.

"Pero antes debe resolver algunas dudas. Tiene que demostrar que el cambio de política comercial en España funciona y, en clave internacional, afrontar la subida de costes que ha sufrido en mercados muy importantes para el grupo como México y Brasil", señalan en una gran gestora nacional. De momento, la acción de Santander se mueve ligeramente por debajo de los 3,3 euros previos a la presentación de las cuentas del tercer trimestre.

Muy similar es la situación de Bankinter, que sigue peleando por recuperar el nivel de los 5 euros que era soporte antes de los resultados trimestrales y que, ahora, se ha convertido en resistencia. Dancausa ha vuelto a defender que el beneficio del banco volverá en 2023 a niveles de 2019 -550 millones de euros- o, lo que es lo mismo, a los números previos a la pandemia y la venta de Línea Directa. Un reto de mucha envergadura.

Con el mejor ratio de eficiencia de la banca española y algunos aspectos a vigilar como el alza del 3,8% de los costes, Bankinter se va recuperando poco a poco del primer impacto negativo -la acción cayó desde los 5,06 hasta los 4,72 euros en apenas dos sesiones- de unos resultados que decepcionaron unas expectativas que estaban en todo lo alto. Pero los fondos necesitan más razones para subir la apuesta a corto plazo.

Salto del precio objetivo

En Santander, el precio objetivo medio de los analistas ha saltado desde los 3,6 hasta los casi 3,9 euros tras la presentación de los resultados, pero como en Bankinter no sobran las fuerzas a los actuales niveles. De momento, los gestores han pasado bastante de perfil por las llamadas de atención sobre unos precios supuestamente muy atractivos a medio y a largo plazo. Necesitan más evidencias para volver a activar la máquina compradora.

Artículos relacionados