Monitor de Consumo Bancario

El total de prés­tamos se in­cre­mentó en 3.400 mi­llones du­rante la pri­mera mitad del año

El saldo hipotecario crece por primera vez en 10 años

La tasa de ahorro de los ho­gares des­ciende y el BdE des­carta una nueva bur­buja

Ahorro
Ahorro

La com­pra­venta de vi­viendas y su mo­tor, el mer­cado hi­po­te­ca­rio, si­guen acu­mu­lando in­di­cios de un re­greso al auge que, pese a re­pre­sentar buenas no­ti­cias para la Economía, tam­bién des­pierta te­mores a que se re­pite la his­toria re­ciente. Entre enero y junio del pre­sente año, el saldo vivo total de hi­po­tecas al­canzó los 475.464 mi­llones de eu­ros, un in­cre­mento del 0,6% res­pecto a la cifra re­gis­trada du­rante el mismo pe­ríodo de 2020 y la pri­mera subida de este in­di­cador en una dé­cada.

El desglose del dato, hecho público por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), deja un aumento de 3.405 millones de euros en el volumen hipotecario 'vivo' durante el primer semestre de 2021.

El saldo vivo es la cantidad de dinero que, en un crédito u operación de préstamo, permanece pendiente de pago, es decir, se adeuda. El dato publicado por AHE se refiere al capital que está por devolver en el conjunto de préstamos hipotecarios en nuestro país, por lo que el primer aumento en 10 años es un claro testimonio del crecimiento de este sector.

Las causas son múltiples y, en parte, pueden explicarse a través del impacto de la pandemia: la paralización del pago de las cuotas en muchas hipotecas a resultas de las moratorias aprobadas por el Gobierno para evitar un descalabro social, así como el repunte de la compraventa de vivienda tras la congelación económica durante los primeros meses de la Covid, tienen su peso en los cambios.

Por otro lado, el escenario de tipos bajos, con el euribor en tasas negativas, también ejerce un efecto llamada que se refleja en las estadísticas.

Por último, la mejora en las condiciones de los préstamos, propiciada por la guerra comercial desatada entre las entidades para hacerse con la mejor porción del pastel de clientes, es otro factor decisivo.

Miedo a otro 2008

La hinchazón de las cifras hipotecarias ha venido acompañada de otros datos que han avivado los miedos a una burbuja similar a la que precipitó el hundimiento de la Economía hace algo más de una década.

Según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares españoles se situó en el 18,9% de su renta disponible en el segundo trimestre del año, más de 12 puntos por debajo de la registrada entre abril y junio del pasado año (31,5%). El volumen de ahorro total se quedó en 38.524 millones, un 32,7% menos que en el mismo trimestre del año pasado.

Por otro lado, las complicaciones financieras que atraviesa el gigante inmobiliario chino Evergrande, que se encuentra al borde de la quiebra, no han contribuido a apaciguar las voces que denuncian un escenario global análogo al del año 2008.

El Banco de España (BDE), sin embargo, ha salido al paso de estos augurios, avalando la solidez de la evolución del precio de la vivienda y la seguridad de los préstamos hipotecarios que se están concediendo, en los que no percibe riesgos.

Artículos relacionados