Las en­ti­dades su­per­vi­sadas por el BCE lo­graron un be­ne­ficio agre­gado de 54.786 mi­llones de euros

La banca española lidera la rentabilidad de la eurozona en el segundo trimestre

El BCE des­taca que se en­cuentra 'holgadamente' por en­cima de la media eu­ropea

BCE
BCE

La ren­ta­bi­lidad sobre re­cursos pro­pios (RoE) de la banca es­pañola en el se­gundo tri­mestre de 2021 fue la más ele­vada de la zona euro al al­canzar el 11,49% anua­li­zado, según los datos del Banco Central Europeo (BCE). De este modo, la ren­ta­bi­lidad de los bancos es­pañoles se situó hol­ga­da­mente por en­cima de la media del 6,92% anua­li­zada co­rres­pon­diente al agre­gado de los 114 bancos di­rec­ta­mente su­per­vi­sados por el BCE, de los que once son en­ti­dades es­paño­las. En el ex­tremo opuesto a los bancos es­paño­les, los bancos griegos re­gis­traron un RoE del -34,28% anua­li­zado.

Las entidades supervisadas por el BCE lograron un beneficio agregado de 54.786 millones de euros en el segundo trimestre, frente a los 28.171 millones de los primeros tres meses de 2021 y muy por encima de los apenas 98,5 millones de ganancias acumulados en el segundo trimestre de 2020.

Las once entidades francesas supervisadas directamente por el BCE lograron el mayor beneficio neto agregado entre abril y junio, con 18.743 millones, por delante de los 12.779 millones contabilizados por los bancos españoles.

Únicamente las entidades griegas contabilizaron pérdidas agregadas en el trimestre, con un resultado negativo de 4.019 millones entre los cuatro bancos del país heleno supervisados directamente por el BCE.

Por otro lado, en cuanto a la solvencia, los bancos españoles aparecen a la cola de los países de la zona euro por capital, con una ratio CET1 del 13,06%, solo por encima del 12,66% de Grecia.

En el conjunto de la zona euro, la ratio de solvencia CET1 se situó en el 15,6%, frente al 15,49% de los primeros tres meses de 2021.

En cuanto a la calidad de los activos, el volumen agregado de préstamos dudosos (NPL) se redujo en el segundo trimestre a 422.000 millones de euros desde los 455.000 millones del primer trimestre.

De este modo, la ratio de préstamos dudosos se situó en el 2,32%, frente al 2,54% del trimestre anterior, con Grecia como el país con peor proporción, con un 14,8%, y Luxemburgo con la menor ratio, limitándola al 0,68%. En el caso de los bancos españoles esta proporción era del 3,13%.

Artículos relacionados