El primer se­mestre con­firma a España como uno de los mer­cados fa­vo­ritos

La inversión en residencial para alquiler levanta furor, pero lo mejor no ha llegado

El seg­mento 'multifamily' tiene por de­lante un enorme po­ten­cial de cre­ci­miento

Vivienda
Vivienda

El mer­cado 'multifamily' to­davía está en man­ti­llas en el mer­cado es­pañol. En un país en el que sólo uno de cada cuatro ha­bi­tantes vive en ré­gimen de al­qui­ler, este seg­mento que in­cluye desde los pisos des­ti­nados a vi­vienda de al­quiler hasta las re­si­den­cias de es­tu­diantes o las des­ti­nadas a la ter­cera edad, es to­davía un gran des­co­no­cido. Pero los tiempos están cam­biando a toda ve­lo­cidad y viene una época do­rada que ba­tirá ré­cords de in­ver­sión.

Un reciente estudio de la consultora Savills Aguirre Newman dice que la inversión en residencial en alquiler alcanzó los 1.000 millones de euros en el primer semestre de 2021 en España. Es decir, alrededor del 4% de la inversión total registrada en Europa en la primera mitad del año. España crece a buena velocidad, pero los expertos están de acuerdo en que estas cifras son sólo el comienzo de una auténtica oleada de inversión en un mercado que aún está en fase de arranque.

"Hay unas expectativas extraordinarias de crecimiento del alquiler en España. La inversión en residencial para arrendamiento crece a muy buen ritmo en España, pero no hay producto suficiente ni para cubrir la demanda de los inversores ni la de los particulares que quieren vivir en alquiler. Hay que producir más activos de este tipo, que están haciendo furor entre los fondos y especialistas del sector. Lo mejor está por llegar", aseguran fuentes del sector.

Un informe reciente de JLL estima que en los próximos años el porcentaje de españoles que viviran en régimen de alquiler saltará desde el actual 26% hasta el 40%. En paralelo, habría que poner en pie a buena velocidad entre 15.000 y 20.000 viviendas para dar salida a una demanda creciente que despierta el interés de muchos. Entre ellos los bancos, que a nivel mundial están entrando en el negocio del 'build to rent' como vía para diversificar ingresos.

Reino Unido, muy cerca

Muy cerca, en Reino Unido, Lloyd's acaba de crear su propia unidad de alquiler de viviendas, y otros gigantes como Goldman Sachs o McQuarie van en en la misma dirección. La banca española -todavía muy cargada de activos adjudicados durante la gran crisis de 2008- estudia con atención cómo evoluciona la inversión inmobiliaria de moda, que como poco le puede dejar jugosos réditos en términos de financiación en los próximos años.

El fenómeno es imparable a nivel europeo. "La generación 'millennial' está cambiando los hábitos inmobiliarios a una velocidad vertiginosa. De la misma manera que renuncian en masa al coche en propiedad, lo hace también con la vivienda. Prefiere alquilar, una opción que es mucho más coherente con un nuevo estilo de vida basado en la movilidad geográfica. Creo que esta tendencia no tiene marcha atrás", señalan en una gran consultora nacional.

Que el fenómeno es de ámbito europeo lo demuestra que el segmento de residencial en alquiler es ya el segundo mercado inmobiliario de Europa, con una inversión de más de 24.000 millones de euros que supone el 23% de la inversión total en el sector. Según los datos de Savills Aguirre Newman, sólo el mercado de oficinas mueve más dinero que el 'multifamily'. Pero puede que por no mucho tiempo, al ritmo que van las cosas.

"Nada hace indicar que el precio de los alquileres de las grandes ciudades europeas vaya a bajar en un escenario de demanda creciente de viviendas en alquiler. Por lo tanto, el apetito inversor está más que garantizado. Además, la banca está apoyando los nuevos proyectos con financiación a precios más que razonables. Todos ven mucho valor en el sector de moda, que en España -que viene con retraso respecto a los grandes mercados del viejo continente- tiene un recorrido extraordinario.

Artículos relacionados