BOLSA

Urbas, pacto de accionistas

Robisco Capital Markets y Rialpa´s Word, ac­cio­nistas de re­fe­rencia de Urbas, han se­llado un acuerdo para unir fuerzas dentro de la com­pañía. El Pacto de Sindicación, fir­mado el pa­sado 13 de oc­tu­bre, tiene como ob­je­tivo dar con­ti­nuidad y se­gu­ridad a la ges­tión del grupo y fa­ci­litar la toma de de­ci­siones en la Junta General de Accionistas. Una me­dida que ha ani­mado a los in­ver­sores a tomar po­si­cio­nes.

Los pactos de sindicación de acciones o participaciones tienen por objeto regular las relaciones de los accionistas entre sí dentro de una sociedad. Se trata de contratos entre accionistas por los cuales se obligan a votar en un mismo sentido en las juntas, tanto ordinarias como extraordinaria, en todos los asuntos comprendidos en el orden del día

En este caso, el pacto está enfocado a reforzar y consolidar el proceso de reestructuración acometido por el grupo en el último año, defendiendo los intereses comunes de ambas sociedades.

Robisco es titular indirecto de un 20,77% del capital, mientras que la mercantil Rialpa ha pasado a controlar un 6,52% una vez concluida la operación de adquisición del grupo constructor JOCA y la aprobación de la última ampliación de capital social por parte de Urbas.

El Pacto de Sindicación se ha formalizado por un periodo de cuatro años, siendo obligatorios los dos primeros. A partir de ahí y durante el período restante cualquiera de los socios intervinientes podría comunicar al otro la resolución del mismo.

Para determinar el sentido del voto, Robisco se compromete a convocar a Rialta a una reunión que se celebrará con una antelación de al menos siete días naturales previos a la celebración de la junta general correspondiente.

Los socios se comprometen a no vender, enajenar, ceder, prestar, constituir gravámenes, usufructos ni, en general, efectuar ningún acto de disposición sobre cualesquiera de las acciones de su titularidad sindicadas de las cuales sea o pudiera ser titular antes del 1 de junio de 2023.

Entre los compromisos se incluye también la de no designar en conjunto más de la mitad de los miembros del Consejo de Administración y a no llevar a cabo ninguna actuación por la que, directa o indirectamente, se superen los límites establecidos que obligarían a la formulación de una OPA.

Para Urbas, la formalización de este acuerdo de sindicación entre sus accionistas más relevantes es de máximo interés pues sirve para garantizar la estabilidad y la continuidad de la actual gestión. Gestión centrada en el desarrollo de un ambicioso Plan de Negocio con horizonte en el ejercicio 2025, fecha en la que espera alcanzar unos ingresos de 1.000 millones de euros.

Artículos relacionados