LA SEMANA BURSÁTIL

La Bolsa, buen arranque de trimestre

El cuarto tri­mestre del año ha co­men­zado de la mejor ma­nera po­si­ble. Pese a la le­yenda negra del mes de oc­tu­bre, tra­di­cio­nal­mente ba­jista, y pese las pre­siones in­fla­cio­nis­tas, la re­ti­rada de es­tí­mulos y los te­mores a la si­tua­ción eco­nó­mica de China con Evergrande como ban­dera, los mer­cados in­ter­na­cio­nales se han apun­tado a las ga­nan­cias en estos pri­meros com­pases en la recta final del ejer­ci­cio.

El índice Ibex 35 no se ha quedado atrás esta vez con una subida del 1,7% en las cinco últimas sesiones para quedar en puertas de nuevo de los 9.000 puntos. Una cota que podría reconquistar en breve de consolidarse la tendencia alcista de estos días, basada en una clara recuperación de la confianza.

En el caso español, el detonante ha sido la decisión del Gobierno de abrir una ronda de contactos con el sector energético para buscar soluciones consensuadas en la lucha con la escalada alcista de los precios de la electricidad y del gas. El objetivo es fumar la pipa de la paz para evitar una guerra cuyo mayor perjudicado iba a ser el consumidor.

Los mercados han recogido además un escenario de recuperación en las principales economías desarrolladas en los próximos meses sin indicios, salvo en el caso de China, de que se vaya a producir una interrupción en el actual ciclo de crecimiento. Una perspectiva de mejora, dicen los expertos, que estará apuntalada por el consumo y la mayor inversión pública tanto en infraestructuras como en el proceso de transición ecológica y digital. Carro al que se han subido las grandes economías mundiales.

Pero esta mejora trae consigo también una mayor inflación, lo cual puede a su vez comprometer la recuperación a no ser que se confirme como un fenómeno transitorio. Muchos analistas creen que los precios tocarán techo en este cuarto trimestre para luego ir descendiendo. Otros sectores del mercado, sin embargo, no se muestran tan optimistas y consideran que la inflación ha llegado para quedarse después del exceso de estímulos en la última década para combatir las sucesivas crisis.

En este sentido, el papel de los grandes bancos centrales será clave en las dos últimas reuniones del año. En principio cabe esperar una progresiva recorte en los planes de compra de bonos, el famoso tapering, para encarar una probable subida de tipos de interés a partir de finales de 2022.

En este contexto, el sector bancario, junto con los valores cíclicos, puede ser el más beneficiado. Sin embargo, una inesperada salida de este guion en las próximas reuniones podría generar grandes sobresaltos en la renta variable.

Calendario semanal de Bolsa

Los datos de inflación y de consumo focalizarán la atención de los inversores en esta semana que entra ante la preocupante escalada de los precios de la energía. Todo ello en medio de una semana atípica marcada por la celebración de la festividad del 12 de octubre. El viernes, además, se espera con especial interés el vencimiento de derivados.

Para ello habrá que tener paciencia. Hoy lunes, de momento, el único dato relevante será la producción industrial en el Reino Unido.

El martes, 12 de octubres, las bolsas españolas abrirán sus puertas a todos los efectos, a pesar de ser festivo nacional, lo que condicionará la sesión. Este día se darán a conocer la producción industrial en Japón, la tasa de paro en el Reino Unido y el índice de confianza empresarial ZEW en Alemania.

La jornada del miércoles recobrará intensidad tras el pseudo puente con varios indicadores relevantes como la balanza comercial china o el IPC de Alemania, la zona euro y Estados Unidos. Desde Bruselas llegarán además los datos de producción industrial.

En la agenda financiera internacional del jueves no habrá demasiadas citas importantes. Destacan el IPC y la producción industrial en China, la producción industrial de Japón, así como los indicadores de IPC y precios de producción en España. También se esperan los precios de producción en Estados Unidos.

La última sesión de la semana, el viernes, estará marcada por el vencimiento de derivados, pero los inversores deberán también estar atentos a la balanza comercial de la zona euro, así como a las ventas al por menor, el índice Empire State, los inventarios de negocios o el índice de confianza de la Universidad de Michigan que se darán a conocer al otro lado del Atlántico.

Artículos relacionados