BOLSA

Tubos Reunidos, buen comienzo

Pese al efecto arrastre de la pan­de­mia, Tubos Reunidos pa­rece haber co­men­zado el año con el pie de­re­cho. Los bol­sistas con­fían en que la re­cu­pe­ra­ción de los pre­cios del crudo, en ni­veles pre­vios a la pan­demia y en plena ten­dencia al­cista, sirvan para reac­tivar al sec­tor.

El fabricante de tubos de acero sin soldadura espera un primer semestre muy complicado debido a la falta de proyectos de sus clientes y con una cartera de pedidos cada vez más mermada conforme va cumpliendo con la entrega de suministros.

Al respecto, la compañía ha paralizado más del 50% de los proyectos de inversión en los que participaba debido a la pandemia, por lo que se ha visto en la necesidad de obtener financiación adicional para poder llevar a cabo las acciones de su plan estratégico 2021-2024.

Dentro de esta financiación se incluye la solicitud de 115 millones de euros al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas del Gobierno de España para empresas afectadas por la pandemia del coronavirus. Esta ayuda se formalizará a través de un préstamo participativo por importe de 100 millones y un préstamo ordinario convertible en participativo en 2021 por15 millones.

Pero una vez asumidas las fuerte pérdidas de los dos últimos años, muy malos en resultados, se abre ahora un hueco para la esperanza ante el avance del precio del crudo en las últimas semanas. Una subida que podrá aprovechar mucho mejor tras el cambio de estrategia adoptado por el grupo hace un par de años.

Un "cambio de modelo" sustentado en la diversificación geográfica, de productos y sectores para "equilibrar los riesgos". Eso supone una menor dependencia del sector OCTG y mayor peso en Midstream y Downstream, que ya tuvo reflejo en 2019 con una carga de trabajo más alta de lo esperado.

En este tiempo, el grupo ha culminado además un arduo proceso de refinanciación de su deuda que le permitirá afrontar con muchas más garantías el futuro inmediato.

El barril de crudo Brent ha superado en estos días los 54 dólares, su nivel más alto desde febrero de 2020 y con claras expectativas de alcanzar los 60 dólares a lo largo de este primer semestre. Una buena señal que hace pensar en una rápida reactivación de los proyectos de sector que quedaron “en stand by” con la pandemia.

Razones suficientes para confiar en que Tubos Reunidos pueda volver antes de lo pensado a la senda del beneficio, a pesar de las dificultades, y consiga revertir la tendencia negativa en Bolsa marcada desde 2017. Para ello deberá superar antes dos importantes resistencias, una sobre los 0,28 euros por acción y la otra sobre los 0,30 euros, objetivos que ahora mismo se antojan bastante complicados.

Artículos relacionados