BOLSA

IAG se reorganiza para afrontar el Brexit

Trata de cum­plir la nor­ma­tiva eu­ropea y así con­servar las ven­tajas de al­gunas de sus ae­ro­lí­neas

Avión de Iberia
Avión de Iberia

La sa­lida de­fi­ni­tiva del Reino Unido de la Unión Europea ha obli­gado a IAG, con un pie en cada lado, a rein­ven­tarse y readaptar su es­truc­tura so­cie­taria a la nueva nor­ma­tiva co­mu­ni­ta­ria. Para ello, por una parte, ha im­ple­men­tado una es­truc­tura de pro­piedad na­cional para Aer Lingus y, por otra, ha rea­li­zado cam­bios en la es­truc­tura exis­tente de pro­piedad del grupo en España.

Estrategia que ha recibido el visto bueno de los respectivos reguladores nacionales de Irlanda y España y han sido notificados a la Unión Europea. El grupo aeronáutico hispanobritánico ha procedido además a la modificación en la composición del órgano de dirección para contar con una mayoría de consejeros no ejecutivos independientes de la UE. Circunstancia que el grupo aprovechará para reducir el número de consejeros a 11.

El cumplimiento de esta normativa ha supuesto la salida de tres de los antiguos consejeros para ser reemplazados por otros tantos, mientras su presidente, Antonio Vázquez, dejará su puesto en este mes de enero.

Coincidiendo con el proceso de reorganización, British Airways ha recibido el compromiso de un préstamo sindicado a cinco años por valor de 2.000 millones de libras. El brazo británico de IAG espera recibir los fondos en enero 2021, sujeto a los términos finales con las entidades financieras.

Los fondos irán destinados a mejorar la posición de liquidez de la compañía para hacer frente a los efectos económicos provocados por las restricciones de movilidad, así como a proporcionar la flexibilidad operativa y estratégica para aprovechar la prevista recuperación de la demanda de viajes una vez avance la vacunación masiva.

Sin tener en cuenta este crédito, los expertos de Renta 4 recuerdan que IAG ya contaba con 8.000 millones de euros en liquidez en noviembre. Eso no impide que la directiva siga buscando nuevas formas de financiación para reforzar su posición financiera para mantener una posición de liderazgo en el sector.

Este es uno de los motivos por los que la firma de inversión recomienda sobreponderar IAG con un precio objetivo de 1,9 euros por acción. Una valoración que no deja demasiado margen para la rentabilidad pendiente de una posible revisión,

De momento, en cualquier caso, el arranque del año del valor ha sido muy decepcionante. En las primeras sesiones ha perdido un 6%, lo cual parece consolidar la estrecha fase lateral desarrollada en las últimas semanas en un rango entre los 1,6 y los 1,9 euros por acción. A la espera de un rebote consistente, los operadores técnicos se limitan a intentar sacar el máximo rendimiento de la fluctuación del valor entre estos dos niveles.

Artículos relacionados