Solo hasta oc­tubre ha­bían ve­nido a España 57 mi­llones de tu­ristas menos que en 2019

El annus horribilis del turismo que Sánchez jamás imaginó que hundiría la economía

El sector ne­ce­sita 50.000 mi­llones y el Ejecutivo ha apro­bado solo 4.220 mi­llones en ayudas

Turistas en la Alhambra, Granada
Turistas en la Alhambra, Granada

El año 2020 ha sido el peor de la his­toria del tu­rismo, el annus ho­rri­bilis en el que la mayor fuente de in­gresos de España se hundió es­tre­pi­to­sa­mente y puso en la calle a miles de tra­ba­ja­do­res. La pa­tronal Exceltur cal­cula que se ha­brán de­jado de re­cibir cerca de 110.000 mi­llones de euros por la no lle­gada de tu­ristas ex­tran­je­ros. En 2019, en­traron en España 83,7 mi­llones de tu­ristas y se gas­taron 92.337 mi­llo­nes. Hasta oc­tu­bre, ha­bían en­trado 57 mi­llones de per­sonas menos que en igual pe­riodo del año an­te­rior.

Todo el sector necesita 50.000 millones y el Ejecutivo ha aprobado solo 4.220 millones en ayudas Título: El annus horribilis del turismo que Sánchez jamás imaginó hundiría la economía Subtítulo: En 2019 entraron en España 83,7 millones de turistas y hasta octubre habían venido 57 millones de personas menos

Julián González.- Solo el turismo, aporta a la economía del país un 12,3% del Producto Interior Bruto (PIB) y genera el 12,7% del empleo. España figura en el segundo lugar del ranking de los principales destinos turísticos mundiales, después de Francia y por delante de Estados Unidos, por lo que perder de golpe la mayor fuente de ingresos hace tambalear todo el aparato productivo del país.

La economía española está cimentada sobre este sector y si esta pata quiebra, con ella se rompe toda la estructura económica. El gran reto de Pedro Sánchez para 2021 será cómo levantar el turismo y que la economía no se rompa en pedazos. Para evitar el riesgo de un default del sistema por la elevada deuda, el Ejecutivo necesita una bolsa de dinero que no tiene y habrá que ver cómo solventa la situación.

Unos 50.000 millones para el sector

Sólo las empresas turísticas englobadas en la patronal Exceltur necesitarían para afrontar la crisis cerca de 30.000 millones y el comercio y la hostelería otros 20.000 millones. En total, unos 50.000 millones de euros que están muy lejos de los 4.220 millones que el Gobierno aprobó el pasado 22 de diciembre para ayudar a toda la industria turística. La actividad directa e indirecta del sector en 2020 se estima en unos 46.500 millones, cifra equivalente a la registrada en 1995.

Los cálculos que las empresas turísticas, la hostelería y el comercio hacen son estremecedores. El 85% de los hoteles están actualmente cerrados y la facturación caerá más de un 60% con una pérdida de ingresos próximos a los 70.000 millones. Se prevé que en puestos de trabajo podrían perderse cerca de un millón de empleos.

En cuanto al comercio, la Confederación Española de Comercio (CEC) que agrupa a unos 450.000 establecimientos considera que unos 68.000 han cerrado ya y se podría alcanzar hasta los 120.000 si la situación de la pandemia no revierte y las vacunas no cortan la crisis.

Balanza de pagos

Según el avance mensual de la balanza de pagos que del Banco de España, en el mes de octubre de 2020 el superávit del turismo fue de solo 400 millones de euros frente a los 3.900 millones de superávit registrados un año antes. El saldo de dicho mes es el más bajo desde el inicio de la serie histórica de 1993.

En términos acumulados de 12 meses, en el pasado mes de octubre la capacidad de financiación de la economía española fue de 13.900 millones de euros frente a los 30.800 millones en igual periodo de 2019. En los mismos términos, el saldo por cuenta corriente alcanzó los 9.500 millones de euros, frente a los 24.900 millones de un año antes.

El Banco de España subraya que dichos resultados están marcados por el mal comportamiento del turismo, cuyo superávit en términos acumulados de 12 meses cayó 33.900 millones y fue solo parcialmente compensado por la evolución del componente de bienes y servicios no turísticos, cuyo saldo aumentó precisamente en 17.000 millones de euros.

La entidad emisora incide en que la evolución del turismo en los últimos meses ha estado fuertemente condicionada por el cierre de fronteras, que se llevó a cabo con el estado de alarma y las diversas medidas que se han sucedido, que han restringido el libre movimiento de viajeros más allá del periodo en que estuvo vigente.

Y es que, la pandemia se ha cargado una de las mayores industrias mundiales como es el turismo. La Organización Mundial del Turismo (OMT) había pronosticado que el turismo mundial crecería en 2020 entre un 3% y un 4%, debido especialmente a la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio y la Expo de Dubai. El turismo mundial movió en 2019 del orden de 1,5 billones de viajes. Ahora, el Covid-19 y la crisis económica que asola a todo el mundo han provocado una caída estrepitosa de todas las estadísticas en cuanto a movimientos y a ingresos turísticos se refiere.

Artículos relacionados