Un total de 20 em­presas es­pañolas apa­recen en el Bloomberg Gender Equality Index

El nuevo CaixaBank y Santander igualan en representación femenina en sus consejos

BBVA, ato­si­gado con el caso FG-Villarejo, pos­pone hasta 2022 al­canzar el 40%

La mujer en el trabajo
La mujer en el trabajo

La banca es­pañola ha lo­grado avanzar en la igualdad de gé­nero en los úl­timos tiem­pos, aunque las fu­siones anun­ciadas aún pueden li­mitar el te­rreno con­se­guido. CaixaBank está a la ca­beza del mayor por­cen­taje (42,8%) de con­se­je­ras, aunque tras su fu­sión con Bankia se igua­lará en un 40% con el Santander. BBVA queda muy re­za­gado y as­pira a ha­cerlo en 2022, pero asuntos más com­plejos como el caso FG-Villarejo pa­recen im­pe­dirlo. Otras fu­siones como la de Unicaja y Liberbank tam­bién pueden con­di­cionar el 41,6% de la en­tidad ma­la­gueña.

La mayor presencia de mujeres en los consejos de administración de las grandes compañías o en altos cargos directivos aún no ha alcanzado la paridad deseada según los buenas prácticas de Gobierno Corporativo. En concreto, en el caso de la banca española tan sólo Ana Botín es presidenta del Santander y María Dolores Dancuasa es consejera delegada de Bankinter.

Las fusiones bancarias ya anunciadas, precisamente, supondrán un cierto reajuste en el porcentaje del número de consejeras de cada una de las entidades. CaixaBank, tras la integración de Bankia, reducirá desde el 42,8% hasta el 40% el peso de consejeras en el órgano máximo de la entidad resultante.

De esta manera, el nuevo Caixabank igualará el mismo porcentaje que ya tiene el Santander con seis mujeres entre 15 consejeros. Esta igualación será posible gracias a que Teresa Santero ha sido designada por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), como representante de la participación estatal.

Hasta la designación de Santero, el nuevo consejo de administración de CaixaBank-Bankia habría reducido el peso de mujeres hasta el 33%, con tan sólo cinco de los 15 puestos en el máximo órgano de gobierno de la entidad resultante. De hecho, el reducido consejo de administración del banco nacionalizado está a la cola en porcentaje de consejeras, con tan sólo un 23% (tres de 13).

Ese porcentaje inicial del 33% es el que ha logrado alcanzar en los últimos años el BBVA, más preocupado en otros asuntos judiciales como el caso FG-Villarejo o el destino millonario que tendrá tras la venta de su filial en Estados Unidos hace unos meses y que no se materializará hasta mediados de 2021.

El BBVA presidido por Carlos Torres ha publicitado todos sus avances en igualdad de género, según el índice elaborado por la agencia Bloomberg, pero no podrá alcanzar el 40% de consejeras hasta 2022 y siempre con el compromiso de no reducir ese peso por debajo del 30%. Bankinter le supera con un 36%.

Líder provisional

Además del liderazgo provisional en todo el mundo logrado por CaixaBank por primera vez según los datos de Bloomberg, el mayor porcentaje de mujeres consejeras quedaría en manos de Unicaja con un 41,6% (cinco de 12 miembros).

Unicaja aún tiene que definir el nuevo consejo de administración fruto de la fusión con Liberbank, anunciada de manera oficial en los últimos días de 2020. Tras las complejas negociaciones en el reparto de poder en la entidad resultante, el porcentaje de igualdad será algo más que secundario en los próximos meses, después de que el peso de las mujeres en el consejo de Liberbank es, hasta el momento, del 27%, uno de los más bajos entre los bancos españoles cotizados.

Empresas

Las mayores empresas del país (Telefónica, Repsol, Iberdrola, Endesa, hasta un total de veinte) han resaltado su inclusión en el índice de igualdad de género (Gender Equality Index ) que elabora la agencia Bloomberg, algunas por cuarto año consecutivo. Este índice cuenta con un reconocido prestigio a escala mundial.

En el caso de la operadora española de telecomunicaciones se mantiene en el índice por cuarto año consecutivo y mejora su puntuación respecto a la edición anterior. Telefónica es una de las 10 telcos que forman parte de un indicador que selecciona a 380 empresas de 44 países.

Lo mismo le sucede a Iberdrola por cuarto año consecutivo. La compañía mejora su valoración respecto al año anterior, "en reconocimiento a sus prácticas en ámbitos como el liderazgo y la canalización del talento de las mujeres, la igualdad retributiva y la cultura inclusiva". Es resultado de su compromiso con el Objetivo de Desarrollo Sostenible 5: igualdad de género.

Artículos relacionados