LA SEMANA BURSÁTIL

La FED pone a prueba a las bolsas

Las bolsas es­pañolas no han tar­dado en volver a las an­dadas para aden­trarse de nuevo en un campo de mi­nas. En las cinco úl­timas se­sio­nes, el Ibex 35 ha per­dido un 2,36 % di­lu­yendo todas las ga­nan­cias acu­mu­ladas hasta ahora para salvar por poco la re­fe­rencia de los 8.000 pun­tos. Nivel por de­bajo del cierre del pa­sado ejer­ci­cio, lo que vuelve a poner en pe­ligro el suelo for­mado en la ac­tual franja la­te­ral.

El optimismo por el cambio presidencial y el positivo arranque de resultados en Estados Unidos apenas ha tenido recorrido ante el temor provocado por el rebrote de la pandemia y las dudas sobre la capacidad de las vacunas ante las nuevas variantes del virus detectadas en Brasil y Sudáfrica. Un lastre que ha llevado al Banco Central Europeo a advertir de nuevo sobre los riesgos de recesión en Europa.

En este escenario, los inversores han optado una vez más por retirar posiciones a toda velocidad de los valores turísticos y los bancos como medida preventiva sin tener en cuenta otros factores como la inflación controlada o la insistencia en la política de estímulos de los grandes bancos centrales.

Situación que no parece vaya a variar en exceso a corto plazo lo que puede comprometer el actual suelo del mercado español. a expensas de la intervención esta semana de Jerome Powell presidente de la Reserva Federal.

No obstante, los expertos consideran que estos ajustes no irán a más, siempre y cuando la situación actual se mantenga estable. Es más, confían en un pequeño repunte hacia la parte alta de la actual tendencia lateral, sobre los 8.500 puntos, si la temporada de resultados empresariales iniciada en estos días sopla a favor como es previsible.

Después de que Bankinter haya abierto el fuego la semana pasada con unas cifras mejores de las previstas, en los próximos días le toca el turno a Bankia, el jueves 28, y a BBVA, Caixabank y Siemens Gamesa un día después. Sus resultados concitan especial interés pues muchas de las esperanzas de los operadores en la reacción de los mercados se encuentran depositadas en la recuperación de las cuentas de los grandes del Ibex 35.

Calendario semanal de Bolsa

La batería de indicadores económicos, especialmente de confianza y consumo, auguran además una última semana del mes de enero especialmente agitada en los mercados financieros. Eso sin contar con la posible presión que pueda ejercer la reunión de la Reserva Federal sobre la renta variable, aunque no se esperan grandes cambios en su política expansiva para combatir los perniciosos efectos de la pandemia.

Este lunes, la principal referencia económica será el índice de clima empresarial que elabora el instituto económico alemán IFO.

Para el martes se esperan la tasa de paro en el Reino Unido y los precios de producción en España, así como el índice de precios inmobiliarios Shiller y la confianza consumidora en Estados Unidos correspondiente al mes de enero. Se espera que esta última se mantenga en línea con la registrada en diciembre pese al cambio presidencial que abre un período de cierta incertidumbre a la espera de que la nueva administración empiece a funcionar a pleno rendimiento.

En la sesión del miércoles, los inversores deberán prestar especial atención a la producción industrial en China, a las ventas al por menor y la confianza consumidora GFK en Alemania, así como a los pedidos de bienes duraderos en Estados Unidos. Todo ello a la espera de conocerse el resultado de la reunión de la Reserva Federal ya con los mercados españoles cerrados.

También concita especial interés la agenda financiera internacional del jueves. Este día se darán a conocer la tasa de paro en España del cuarto trimestre de 2020 que no se presenta nada halagüeña, además del IPC de Alemania y la confianza consumidora y el sentimiento económico de la Zona Euro. Desde Estados Unidos llegarán el primer avance del PIB del cuarto trimestre del pasado ejercicio, el índice de indicadores que permite anticipar la tendencia futura de la economía, el índice de ventas de viviendas nuevas y las habituales peticiones semanales de desempleo que tienen una fuerte influencia en los mercados.

La semana y el primer mes bursátil del año se cerrarán el viernes con la tasa de paro y la producción industrial en Japón., el PIB y la tasa de paro en Alemania, las ventas minoristas, el IPC y el PIB de España y la masa monetaria o M3 en la Zona Euro. En Estados Unidos se publicarán los ingresos y gastos personales, importantes para conocer la evolución del consumo, el Chicago PMI, las ventas pendientes de venta y la confianza consumidora de la Universidad de Michigan.

Artículos relacionados