Incluye ser­vi­cios en in­glés, aten­ción per­so­na­li­zada, se­guros de au­to­mó­vi­les, salud y hogar

Mapfre ofrece un plan específico de atención al personal de habla inglesa en España

Más de medio mi­llón de ciu­da­danos an­glo­sa­jones po­drán be­ne­fi­ciarse del pro­grama

Antonio Huertas, Mapfre
Antonio Huertas, Mapfre

En España hay más de 500.000 re­si­dentes an­glo­par­lan­tes, de los cuales más de la mitad pro­ceden del Reino Unido. Una parte de ellos son re­si­dentes tem­po­ra­les, pero la lle­gada del Brexit y la si­tua­ción ac­tual ge­ne­rada por la crisis sa­ni­taria mun­dial puede pro­vocar que mu­chos va­loren es­ta­ble­cerse de forma per­ma­nente en nuestro país. Para todos ellos Mapfre tiene un plan es­pe­cí­fico, con aten­ción per­so­na­li­zada en in­glés y ofertas de todo tipo.

La aseguradora cuenta con más de 50.000 clientes de habla inglesa en España, localizados principalmente en Madrid, Cataluña, la costa mediterránea e Islas Baleares y Canarias. Para conocer mejor las necesidades y características de este colectivo, así como su actitud frente al seguro, la compañía ha realizado recientemente un análisis con el objetivo de diseñar soluciones específicas para ellos y convertirse así en su aseguradora de referencia.

El análisis demuestra que existen básicamente dos perfiles tipo de residentes de habla inglesa en España, dependiendo de la zona en la que se ubiquen. En áreas costeras e islas, cerca del 70% de los residentes supera los 54 años. La mayoría son personas jubiladas, que pasan largas temporadas o residen permanentemente en España en busca de tranquilidad.

En las grandes ciudades como Madrid y Barcelona, en cambio, el perfil del residente varía: la edad media es inferior (alrededor de 40 años) y está compuesto mayoritariamente por personas en busca de nuevas experiencias y oportunidades, muchos de ellos empleados de grandes compañías y en una alta proporción, personas que se dedican a la enseñanza del idioma.

En ambos casos les une el gran aprecio por el clima español, nuestra gastronomía y la calidad de vida que ofrece este país. Y el principal problema al que se enfrentan en su día a día es la barrera idiomática. Respecto al seguro, todos ellos demandan atención en inglés, y declaran sentir preocupación por no saber lo que están contratando cuando no pueden acceder a documentación bien traducida o a explicaciones correctas en su idioma.

En general es un colectivo exigente, que valora la atención de calidad y personalizada en inglés, por diferentes canales, así como el acceso a plataformas de gestión en las que puedan expresarse en su idioma. Demandan principalmente seguros de automóviles, salud y hogar.

Atención y servicios en inglés

Por esta razón, MAPFRE ha desarrollado un nuevo programa de atención especialmente diseñado para los ciudadanos angloparlantes que residen en España. La propuesta contempla atención multicanal personalizada en su idioma, material informativo traducido al inglés (folletos, welcome pack, vinilos…), y proveedores concertados, entre otros servicios. Esta solución se presta ya en 23 oficinas de la aseguradora, situadas en las zonas con mayor presencia de residentes extranjeros, que ofrecen productos y servicios en inglés para ir extendiéndose posteriormente a otras ciudades a nivel nacional.

Las 23 oficinas cuentan con empleados cualificados para atender las necesidades de este colectivo, con el fin de facilitar al máximo la comunicación con ellos, de forma que los clientes tengan la seguridad de ser atendidos y entendidos de forma correcta. Además, la aseguradora ofrece a través de su página web y de su APP todos los servicios en inglés, así como asistencia telefónica a través del SI24 durante los 365 días del año.

Esta atención personalizada se ve ampliada a través de acuerdos con proveedores, un servicio muy demandado por esta comunidad para realizar determinados trámites, como la asistencia en talleres de reparación de automóviles o consultas médicas en clínicas y hospitales, donde pueden también recibir asesoramiento en su idioma. Además, MAPFRE ha puesto en marcha la aplicación MAPFRE TRANSLATE para el uso interno de determinados servicios, como las grúas, que ofrece una traducción inmediata entre cliente y gruista y proporciona una comunicación directa y ágil en su idioma.

“Nuestro objetivo es mejorar la experiencia del cliente para que la relación con la compañía sea óptima y convertirnos así en un referente en el segmento de extranjeros. Ya lo hicimos con el colectivo chino, y ahora queremos ampliar estas facilidades a nuestros clientes de habla inglesa”, afirma Manuel Maestro, subdirector de desarrollo de negocio de Grandes Ciudades y sponsor del programa Residentes Extranjeros.

Dentro de este programa, MAPFRE lanzó hace un año su estrategia comercial para los más de 240.000 ciudadanos chinos que residen en España, con el objetivo de convertirse en la aseguradora de confianza para este colectivo. MAPFRE cuenta con más de 20.000 clientes chinos y cuatro oficinas en las que se ofrecen servicios personalizados en su idioma.

MAPFRE es la aseguradora de referencia en el mercado español, líder en el negocio de Automóviles, Hogar y Empresas, entre otros ramos, con más de 7 millones de clientes, cerca de 11.000 empleados en España y alrededor de 3.000 oficinas distribuidas por todo el territorio, en las que ofrece asesoramiento personalizado a sus clientes.

Artículos relacionados