BOLSA

Cellnex sigue creciendo en Europa

Tras poner su pri­mera pica en 2016, Cellnex no ha de­jado de crecer en Países Bajos hasta al­canzar una car­tera de 984 em­pla­za­mientos con una in­ver­sión aso­ciada de cerca de 500 mi­llo­nes. Ahora ha dado un paso más para su con­so­li­da­ción en la zona al al­canzar un acuerdo con Deutsche Telekom para fu­sionar la ac­ti­vidad de to­rres de te­le­co­mu­ni­ca­ciones de ambas com­pañías.

El acuerdo supone la integración de los 3.150 emplazamientos de T-Mobile Infra BV, filial de Deutsche Telekom, con lo que Cellnex pasará a operar más de 4.000 torres en el país. Al tiempo, ambas sociedades firmarán un contrato de servicios a largo plazo de 15 años, automáticamente renovable por otros 10, que abarca el despliegue de 180 nuevos emplazamientos.

El acuerdo también incluye la creación de un fondo de inversión en infraestructuras digitales -Digital Infrastructure Vehicle 1SCSp, o DIV-, mediante el que Deutsche Telekom aportará los activos de T-Mobile Infra BV y 250 millones de euros de deuda a la filial holandesa de Cellnex. Por su parte, este fondo mantendrá una participación del 38% en Cellnex Netherlands como capital semilla.

Por último, Cellnex compromete 200 millones de euros en el fondo, mientras que Deutsche Telekom suma 400 millones en forma de contribución de activos.

El fondo operará de forma independiente e invertirá en activos europeos de infraestructuras digitales como fibra, torres de telecomunicaciones y centros de datos. Asimismo, la cotizada española y DIV han firmado un acuerdo para asociarse en futuras transacciones del sector, por el que Cellnex tendría el derecho de coinvertir con una participación del 51%.

Una vez completada la operación, el Ebitda adicional estimado del grupo alcanzará los 63 millones de euros con un crecimiento estimado de 30 millones en el flujo de caja libre y recurrente, lo cual servirá al grupo consolidarse como un actor clave en el mercado neerlandés.

Con este acuerdo, que implica la adquisición de activos por parte de Cellnex a cambio de una participación minoritaria en su filial holandesa, el grupo consigue mantener su estrategia de crecimiento, preservando y protegiendo su capacidad de abordar más proyectos al no consumir recursos financieros propios.

Esta iniciativa ha tenido muy buena acogida en el mercado no solo frenando la tendencia negativa mostrada en el mes de noviembre y que apuntaba a un ajuste hasta los 45 euros, sino que además ha puesto al valor en disposición de reconquistar la cota de los 50 euros por acción. La superación de este techo despejaría notablemente el camino para una nueva aproximación hacia los máximos del año pasado sobre los 57 euros por acción.

Artículos relacionados