Los múl­ti­plos se dis­paran hasta ni­veles que alientan más ventas in­me­diatas de la ope­ra­doras

La venta de las torres de Telefónica confirma la enorme burbuja que atraviesa el sector

En Europa hay al­re­dedor de 300.000 to­rres de te­le­co­mu­ni­ca­ciones en venta

Torres de comunicaciones.
Torres de comunicaciones.

¿Locura en el sector de las ener­gías re­no­va­bles? Puede. ¿Tesla y su im­pa­rable as­censo a los cielos bur­sá­tiles como icono de lo que pueden hacer los ex­cesos de li­quidez en el par­qué? Quizá. Pero si quieren buscar la bur­buja total en estas pri­meras se­manas del año no hay más que ana­lizar los múl­ti­plos de lo que se po­dría de­no­minar como la venta per­fecta: la de las to­rres de te­le­co­mu­ni­ca­ciones de Telefónica a American Tower por 7.700 mi­llones de eu­ros.

La venta ha sido un negocio redondo para la operadora que preside José María Álvarez-Pallete. La valoración supera en algo más de 30 veces el 'ebitda' de Telxius, lo que supone que se ha valorado la filial de Telefónica un 40% por encima respecto a la media de las operaciones realizadas en Europa en los dos últimos años, según estimaciones de Moody's. Definitivamente, el mercado de torres europeo es un hervidero, un Rey Midas que convierte en oro todo lo que toca. ¿Dónde están los límites del nuevo Eldorado?

"Francamente, es una locura lo que estamos viviendo. Raramente coinciden en el tiempo la casi absoluta necesidad de vender de los poseedores del activo y la de adquirir de los potenciales compradores. En el caso del negocio de torres de telecomunicaciones todo confluye para que se haya generado una inflación de precios que se no veía desde hace muchos años en el mercado empresarial global", señalan fuentes del sector.

Impecable para Telefónica

La venta de Telxius por parte de Telefónica es una operación impecable... para el vendedor. El importe es extraordinario, impensable hace apenas tres meses. Pero se entiende desde el punto de vista de la irrupción en España de American Tower, la mayor empresa del sector. Pagando más de 7.000 millones de euros no sólo suma ya más de 28.000 torres en suelo europeo, sino que pone freno -a precio de oro- a la ascensión imparable de Cellnex.

La compañía española, que hace unos años sonaba de forma recurrente como víctima de una OPA de American Tower, es ahora un durísimo competidor que ha firmado una página de oro en bolsa, donde ha hecho ricos a sus accionistas. Pero al mismo tiempo ha puesto en valor un mercado europeo de torres por el que ahora pujan los especialistas del sector y una legión de fondos internacionales sobrados de liquidez que acuden al olor de los buenos negocios.

Un sector en el que en 2015 las compraventas no superaban los 1.000 millones de euros anuales es ahora un Fórmula 1 capaz de mover más de 15.000 millones el año pasado. Y lo mejor es que la carrera no ha hecho más que empezar. Obsesionadas con rebajar su deuda y, sobre todo, con financiar las cuantiosas inversiones en 5G, donde las operadoras chinas les sacan muchos cuerpos de ventaja, las 'telecos' europeas sacan el cartel de "se vende".

Después de Telefónica, esperan turno Deutsche Telekom, Vodafone, Orange y Telecom Italia. Sus torres son oro molido para los operadores independientes como Cellnex y American Tower, que quieren sacar tajada de un mercado mucho menos maduro que el estadounidense. Según un informe de Bank of America, el año pasado las compras alcanzaron a 73.550 torres en Europa. Poca cosa en comparación con las alrededor de 300.000 que potencialmente podrían ser vendidas.

Poca cosa en comparación con las alrededor de 300.000 que potencialmente podrían ser vendidas en Europa, según un informe de Goldman Sachs, que calcula que estos emplazamientos moverían unos 80.000 millones de euros.

Cada parte alimenta a la otra de forma constante. Morgan Stanley cree que el incremento de tráfico de datos que traerá bajo el brazo el 5G y su velocidad supersónica y la necesidad de cubrir puntos sin cobertura motivara un crecimiento del 4% anual de la necesidad de torres de telecomunicaciones. Expectativas muy potentes para un sector que promete muchas emociones fuertes en precios a lo largo de todo 2021.

Artículos relacionados