LA SEMANA BURSÁTIL

Traspiés de la Bolsa a la espera del BCE

Después del buen co­mienzo de año, los mer­cados fi­nan­cie­ros, na­cio­nales y ex­tran­je­ros, han su­frido su primer tras­piés con las caídas de la se­mana pa­sada mar­cada por el ven­ci­miento de de­ri­vados y la irre­gu­la­ridad de los es­casos in­di­ca­dores fi­nan­cieros pu­bli­ca­dos. Comienza así una se­mana de­ci­siva.

El índice Ibex 35 ha perdido un 2,1% en las cinco últimas sesiones para deslizarse hasta los 8.230 puntos, En la parte media baja de la franja lateral entre los 8.000 y los 8.500 en la que se viene moviendo en este arranque de ejercicio.

Los datos de producción industrial de noviembre tanto en Estados Unidos como Zona Euro, donde se encadena siete meses consecutivos de avances hacían pensar en una continuidad de las subidas de las bolsas. Sin embargo, las peticiones semanales de subsidio por desempleo en Estados Unidos han vuelto a rondar cifras récord, poniendo en evidencia los difíciles retos a los que se enfrenta aún el mercado laboral norteamericano.

Un escenario complicado para los mercados españoles y más si se valora que el crecimiento de la producción europea se ha producido sin el apoyo de la economía española, cuyas cifras de producción sufrieron una contracción de casi el 4%, dejando unas perspectivas muy negativas para el cierre del ejercicio.

Aunque estas circunstancias, junto con la nueva ola de contagios, ha obligado a levantar el pie del acelerador, los operadores no parecen excesivamente preocupados a corto plazo. En general, siguen confiando en que la recuperación de los grandes valores, en especial de los bancos y de Telefónica, impulse al selectivo hacia la parte alta de su actual franja lateral.

Todo ello pendiente de las reuniones de los grandes bancos centrales en las próximas semanas y de las políticas de estímulo del nuevo presidente norteamericano, Joe Biden. A partir de ahí habrá que observar si se dan las condiciones para que el mercado de un salto de calidad o vuelve a desinflarse. Esta sería la opción más probable a la espera de argumentos más sólidos para justificar las compras.

Calendario semanal de Bolsa

Las primeras reuniones del año de los respectivos consejos del Banco Central Europeo y del Banco de Japón marcarán el devenir de los mercados financieros en los próximos días. Los expertos no esperan grandes cosas más allá de la ratificación de las actuales medidas de apoyo contra la pandemia. Además, los inversores deberán estar atentos también a una importante batería de indicadores de actividad, producción y confianza.

Este lunes, los principales indicadores económicos llegarán desde Asia. En China se publicarán las ventas al por menor, el PIB del cuarto trimestre, y la producción industrial. En Japón se espera la producción industrial.

En la sesión del martes las miradas se centrarán en Alemania donde se dará a conocer el IPC armonizado y el índice de confianza empresarial elaborado por el instituto económico ZEW.

Para el miércoles se esperan los precios de producción en Alemania, el IPC de la Zona euro y la confianza constructora NAHB en Estados Unidos.

La agenda financiera internacional del jueves vendrá especialmente cargada con las reuniones del BCE y el BoJ, pero los inversores no deberán perder de vista tampoco la publicación de la balanza comercial en España y la confianza consumidora en la Zona Euro, así como los permisos de construcción, la construcción de viviendas nuevas, el índice de la Fed de Filadelfia y las habituales peticiones semanales de desempleo en Estados Unidos.

La sesión del viernes, por su parte, vendrá marcada por los índices de actividad manufacturera PMI en la Zona Euro y por las ventas de segunda mano en Estados Unidos.

Artículos relacionados