El go­ber­nador anima a la uti­li­za­ción de los col­chones de ca­pital para dar más cré­dito

El BdE apuesta por fusiones europeas para mitigar el riesgo bancario-soberano

Fitch ben­dice la ope­ra­ción Unicaja-Liberbank ya que tiene más be­ne­fi­cios que riesgos

Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del BdE.

El go­ber­nador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha vuelto a la carga con la ne­ce­sidad de más fu­siones ban­ca­rias para re­cu­perar una ren­ta­bi­lidad que está en ne­ga­tivo. Más allá de las ope­ra­ciones do­més­ti­cas, el go­ber­nador des­taca los efectos po­si­tivos que ten­drían las in­te­gra­ciones trans­na­cio­nales eu­ro­peas aunque tengan un im­pacto más li­mi­tado en la re­duc­ción de cos­tes. Por su parte, la agencia de ca­li­fi­ca­ción Fitch ha res­pal­dado la fu­sión entre Unicaja y Liberbank anun­ciada en los úl­timos días de di­ciem­bre.

Los negacionistas de las bondades de las fusiones bancarias, algunos banqueros incluidos, tendrán atronados sus oídos durante los últimos días ante los persistentes mensajes que llegan por parte de los supervisores como de algunas agencias de calificación que defienden la necesidad de este tipo de operaciones.

El gobernador del Banco de España insiste en esta vía para la recuperación de una rentabilidad que ha entrado en terreno negativo con la actual crisis y que sitúa a los bancos españoles con un ROE medio de los más bajos de la Unión Europea. Pablo Hernández de Cos mantiene que "parece existir margen para estas operaciones en España".

Durante su discurso de clausura en el Spain Investor Day, Hernández de Cos ha ido aún más allá de las fusiones domésticas y ha apuntado a la necesidad de acometer integraciones entre entidades de diferentes países.

"Las operaciones transnacionales europeas serían particularmente positivas, dado que permitirían profundizar en la Unión Bancaria, minorar el nexo de riesgo bancario-soberano e incorporar mayores posibilidades de diversificación", argumenta el gobernador.

En su opinión, dichas operaciones "también favorecerían la posibilidad de formar bases de clientes más amplias entre las que distribuir el coste de las inversiones tecnológicas, si bien tendrían un impacto inmediato más limitado en la reducción de costes", un aspecto negativo que esgrimen la mayoría de los banqueros para descartar estas fusiones transnacionales.

Mientras tanto, la agencia de clasificación Fitch ha afirmado las calificaciones de Unicaja ante su fusión con Liberbank ya que los beneficios de dicha operación "en la franquicia del banco, la escala de negocios y la rentabilidad a través de las sinergias de costos planificadas superan los riesgos de integración derivados de la transacción".

Capital acumulado

El gobernador del Banco de España también ha incidido en algunos mensajes a los bancos, en línea con lo ha mantenido durante toda la crisis derivada de la pandemia. Hernández de Cos ha recordado la liberación de muchos colchones macroprudenciales de capital para que la financiación bancaria fluyera tanto a hogares como a empresas en al actual entorno adverso.

"Nuestro análisis empírico muestra que la utilización de estos colchones permitiría a las entidades proporcionar más financiación a la economía real, lo que, a su vez, genera un efecto positivo sobre el crecimiento económico, favoreciendo la recuperación o moderando su retroceso", ha afirmado en el foro antes indicado.

No obstante, el gobernador es consciente de los temores de muchos bancos, ya que "la utilización de los colchones puede dificultarse si las entidades temen que alcanzar unas determinadas ratios de capital puede ser penalizado en los mercados financieros, lo que encarecería su coste de financiación".

Ante esos temores, Hernández de Cos ha recordado que "las autoridades hemos dejado claro que las entidades tendrán tiempo suficiente para volver a cumplir con los requerimientos de capital y que el inicio del proceso nunca se hará antes de que los principales efectos de la pandemia se hayan disipado".

Artículos relacionados