Monitor de Consumo Bancario

Varias en­ti­dades da­nesas ofrecen prés­tamos por vi­vienda a tipo cero du­rante toda la vida

Hipotecas fijas sin intereses: el sueño se hace realidad... en Dinamarca

Los cré­ditos hi­po­te­ca­rios se vin­culan a bonos ga­ran­ti­za­dos, con lo que no todo es gratis

Hipotecas
Hipotecas

¿Contratar una hi­po­teca y no tener que pagar in­tereses en ningún mo­mento de la vida del prés­tamo? Semejante hi­pó­te­sis, vista desde este lado del Viejo Continente, pa­rece sa­cada de al­guna utopía li­te­raria o del pro­grama de un par­tido an­ti­ca­pi­ta­lista mi­no­ri­ta­rio. Sin em­bargo, es una realidad de mer­cado en Dinamarca: va­rias en­ti­dades fi­nan­cieras han anun­ciado que ofre­cerán cré­ditos a tipo fijo en estas con­di­cio­nes, su­ce­diendo al pio­nero Nordea Bank AVP.

Tras éste, Totalkredit, Nykredit Realkredit y Danske Bank -el mayor banco del país nórdico- se han 'subido al carro' anunciando que pondrán en el escaparate su propia versión de la 'bicoca'.

¿Cómo se lo pueden permitir?

Desde hace casi una década, el Banco Central danés mantiene los tipos de interés bajo cero, con el fin de mantener la paridad de la moneda local, la corona danesa, frente al euro (Pese a que es miembro de la UE, Dinamarca está excluída de la moneda única). Esto se traduce en grandes ventajas para los compradores de vivienda, que disfrutan de bajadas constantes en el precio de sus hipotecas.

Por otro lado, en Dinamarca rige el llamado sistema de traspasos, en el que los créditos hipotecarios están directamente vinculados a los bonos garantizados que sirven para financiar los préstamos. Es decir, las entidades hipotecarias no se financian mediante los depósitos u otro tipo de productos financieros, sino que emiten bonos específicos al efecto, cuya demanda fija la cuantía de los tipos de interés. Este país, de hecho, es el mayor mercado del mundo de bonos respaldados por hipotecas.

¿Podría darse en España?

El debate sobre las hipotecas exentas de intereses, o incluso préstamos a tipo variable en los que es el banco quien ha de pagar al cliente gracias a los tipos negativos, no es nuevo. El año pasado, ante el meteórico desplome del euríbor, se llegó a plantear esta posibilidad, descartada por la patronal bancaria como un disparate financiero.

En lo referente a las hipotecas fijas, que están experimentando un marcado auge en nuestro mercado, lo más probable -y razonable- en un hipotético contrato a tipo cero es que el banco incentivase la contratación de otros productos por parte del cliente, para asegurarse un margen de beneficios.

Hay otras peculiaridades que alejan el mercado hipotecario danés de la realidad de nuestro país. La oferta de vivienda en el país nórdico se ha desplomado en los últimos tiempos, con una caída del 40% en ciudades como Copenhage en 2020. Además, en el Estado danés, garantista y protector como pocos, el 20% de las casas son de titularidad pública.

Artículos relacionados