Irene Montero se suma a la disputa y Ribera res­ponde que la re­forma ener­gé­tica res­pe­tará la nor­ma­tiva eu­ropea

El cisma dentro del Gobierno entre PSOE y Podemos se agrava por la subida del precio de la luz

La mi­nistra de Transición tiene que calmar a los in­ver­sores ante la exi­gencia de Iglesias de crear una eléc­trica pú­blica

Ribera visita un stand de la COP25.
Ribera visita un stand de la COP25.

Los mi­nis­tros del PSOE y los so­cios de Unidas Podemos que se sientan en el Consejo de Ministros vuelven a estar a la greña en un asunto que to­davía no había sur­gido como con­flicto: la re­forma ener­gé­tica que pi­lota la mi­nistra de Transición Energética Teresa Ribera. Como punto de par­tida la subida del precio del ki­lo­vatio por el tem­poral Filomena, que ha abierto un nuevo cisma en el Ejecutivo, y que ha pro­vo­cado un fuerte ner­vio­sismo entre los in­ver­sores ex­tran­je­ros, ya des­con­fiados por los vai­venes en las primas a las re­no­va­bles es­ta­ble­cidas por otro Gobierno de iz­quier­das, el de Rodríguez Zapatero, que luego fueron can­ce­la­das.

El grupo de Pablo Iglesias insiste en que se modifique el sistema eléctrico con medidas tan abruptas que los miembros socialistas consideran inabordables. Unidas Podemos insiste en nacionalizar empresas o crear una eléctrica pública y, de esta forma, intervenir el mercado.

La vicepresidenta cuarta y ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, ha vuelto a desmentir ante los inversores internacionales que el Ejecutivo se plantee crear una empresa estatal para intervenir en el mercado eléctrico. Ribera ha tenido que responder a una pregunta de los inversores asistentes en el Spain Investors Day sobre la situación política que se ha creado en el Ejecutivo de Pedro Sánchez por culpa de la espiral alcista en el precio de la luz.

La titular de quien depende el sector energético volvió a reiterar que el Gobierno no considera algunas de las propuestas que hace Unidas Podemos de nacionalizar o crear una eléctrica estatal pues, según dijo, “no es una buena idea”. En este sentido, reiteró que cualquier medida que se adopte en el mercado eléctrico estará en línea con la normativa europea, por lo que “no habrá sorpresas”, comentó.

En esta misma línea se ha manifestado el ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, descartando que el Ejecutivo vaya a nacionalizar las empresas distribuidoras de los servicios básicos eléctricos y de gas, como vía para impedir subidas en los precios de la luz.

Tensión entre el PSOE y Unidas Podemos

El precio medio del megavatio hora se encuentra casi en los 90 euros y el máximo que alcanzó el pasado día 8 fue de 94,99 euros, lo que ha provocado los ataques de los ministros en el Gobierno de Unidas Podemos. La titular de Igualdad, Irene Montero, ha asegurado que su formación llegará hasta el final para forzar que el PSOE aborde la reforma del mercado eléctrico para bajar el precio de la luz.

Según Unidas Podemos, el Ejecutivo debe abordar de forma rápida medidas que, por ejemplo, acaben con la sobrerretribución que las centrales nucleares e hidroeléctricas reciben en el mercado mayorista, conocida como windfall profits (beneficios caídos del cielo).

Tal y como argumentan, a las tres grandes eléctricas (Iberdrola, Endesa y Naturgy), se les reconocieron unos Costes de Transición a la Competencia (CTC) que les permitieron “recuperar sus inversiones iniciales” y, por tanto, los kilovatios que estas instalaciones producen deberían ser mucho más baratos para el consumidor final.

Teresa Ribera ha reconocido al respecto que quedan “pendientes cosas en la reforma energética del Gobierno, como pueden ser los windfall profits (WP), para lo que es necesario ver “si hay umbrales de seguridad en el momento en el que se disparan algunas tecnologías en circunstancias coyunturales” como el actual.

A vueltas con el impuesto del IVA

Otro de los puntos más controvertidos de la tarifa eléctrica es el IVA que el Estado aplica. No solo Unidas Podemos sino también el PP reclama al Gobierno que se reduzca este impuesto, algo a lo que los ministros socialistas se oponen, alegando que Bruselas no permite una IVA reducido.

El PP ha registrado una pregunta en la Comisión Europea para que aclare “si hay algún impedimento legal por el que no permite a España bajar el IVA de la luz”. Países como Portugal han realizado esta rebaja aplicando un IVA reducido en el primer tramo de consumo.

Según el colectivo de Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha, el IVA que grava el consumo eléctrico en España es 1,7 puntos superior que el promedio de la Unión Europea. Si se analiza la zona euro, la diferencia es de 2,6 puntos porcentuales más. El precio mayorista de la electricidad tiene un peso de un 35% en el recibo final de la luz. Otro 40% corresponde a los peajes eléctricos, y el 25% restante es el IVA (21%) y el Impuesto de Electricidad.

De momento, la ministra de Hacienda. María Jesús Montero, ha insistido en que el aumento del recibo de la luz “es coyuntural y puntual” y que el Ejecutivo “trabaja sin descanso” para que el final del año la luz sea más barata que en 2020, pero ha descartado una rebaja del IVA, ya que “no estaría en línea con lo que se marca por parte de Europa”.

Artículos relacionados