Muchos ges­tores se pre­paran para en­trar en ni­veles mucho más atrac­tivos

Los fondos se frotan las manos por la fuerte corrección de las renovables en bolsa

Los úl­timos in­formes que ad­vierten de so­bre­va­lo­ra­ción, ex­cusa para re­coger be­ne­fi­cios

Salida a bolsa de solaria
Salida a bolsa de solaria

No hay nada mejor para hacer lo que hay que hacer que tener una buena ex­cusa. Y así se han to­mado los in­ver­sores el in­forme -al que se­guirán otros mu­chos, según al­gunos ex­per­tos- en el que BNP Paribas ad­vierte del riesgo de so­bre­va­lo­ra­ción de las em­presas co­ti­zadas de ener­gías re­no­va­bles. Según la firma fran­cesa, a partir de ahora ya no valdrá todo y habrá que ser más se­lec­tivo. De mo­mento, la pu­bli­ca­ción del in­forme ha ter­mi­nado con la fiesta bur­sátil de las re­no­va­bles es­paño­las.

El año 2021 había empezado como terminó el anterior: con subidas interminables de empresas como Solaria, Soltec, Grenergy o Solarpack. Pero el informe de BNP ha provocado la primera gran corrección de calado en mucho tiempo, con caídas diarias de doble dígito superiores al 10% en algunos casos. ¿Hay alerta en el mercado? ¿Hay razones para pensar en un cambio drástico de dirección en las cotización de las empresas del sector?

"En absoluto. El problema en bolsa con sectores tan calientes como el de las renovables es que nadie se quiere bajar en marcha del tren porque las cotizaciones no dejan de subir. Todo el mundo sabe que la subida es excesiva, fuera de lo normal, y que hace falta un descanso. Pero a ver quién es el osado que se quitaba de en medio en pleno rally sin una buena excusa. El informe de BNP Paribas va a ser hasta bueno para el sector", señalan en un gran 'broker' nacional.

Valoraciones muy altas

Nadie duda en el mercado de que las valoraciones estaban muy altas. Por ejemplo, Solaria -el mejor valor del Ibex 35 en 2020 con una subida cercana al 250%- había subido alrededor de otro 30% en los primeros días de este año. Pero los informes -también Goldman Sachs ha echado un jarro de agua fría sobre Solaria rebajando su recomendación desde comprar a neutral por la fuerte subida acumulada en bolsa- han cortado bruscamente el rallie en marcha.

Pero la corrección general del sector no asusta a los gestores. Los que se han llenado el bolsillo hasta niveles extraordinarios en los últimos meses realizan beneficios con la satisfacción del trabajo bien hecho. Y los que se habían quedado fuera se frotan las manos ante la posibilidad de poder entrar a valoraciones mucho más atractivas. La caída es potente y en algunos casos devuelve potencial alcista a las grandes compañías del sector.

"Ahora toca esperar un poco más, hasta que se barra todo el papel acumulado, para entrar. No hay razones para pensar que estas compañías son menos atractivas ahora que hace una semana. Era una cuestión de simple valoración. Si no estabas ya invertido, daba miedo entrar en Solaria por encima de los 30 euros por acción. Pero si baja a 25, por ejemplo, la cosa cambia mucho", señalan en una gran gestora española donde esperan para tomar posiciones.

Lo cierto es que nadie ve razones para un cambio de tendencia en Bolsa. Máxime si se tiene en cuenta que a nivel global todo el sector de renovables ha recibido con euforia el avance demócrata en Estados Unidos y su mayoría en el Senado, que dispara las expectativas de las renovables. El plan de acción climático que quiere impulsar Joe Biden es para el sector un seguro de vida y un enorme impulso en términos de imagen para las compañías.

"Aunque vienen de subidas enormes, no veo mucho recorrido a las actuales caídas. Hay mucha liquidez en el mercado y las renovables son empresas muy apetecibles ahora para todo tipo de inversores. Creo que estamos ante un punto y seguido en una carrera que sigue en marcha, porque va a entrar dinero nuevo a unas valoraciones que ahora son menos exigentes que cuando empezó el año", señalan en fuentes bursátiles.

Artículos relacionados