OPINIÓN

El orden liberal internacional está amenazado después de la pandemia

Necesita al­gunas re­pa­ra­cio­nes, tam­bién pre­cisa su propia va­cuna

Los buenos pro­pó­sitos -Año nuevo, vida nueva- ra­ra­mente se cum­plen. Sin em­bargo, este 2021 quizá sea una ex­cep­ción, como lo fue el año si­guiente a la Olimpiada de Barcelona. Influencia de­ci­siva en el de­porte es­pañol, más gim­na­sios y más de­por­tistas de élite. La Olimpiada fue un re­pul­sivo. España, que en la Olimpiada de Londres, la pri­mera des­pués de la Segunda Guerra Mundial, solo ob­tuvo una me­dalla en hí­pica, ahora es un país que cuenta en mu­chos de­por­tes.

La epidemia ha dejado millones de muertos por el mundo, pero ha tenido efectos inesperados en la política. Los 42.928 votos de diferencia obtenidos en Wisconsin, Georgia, y Alabama han cambiado el rumbo de la política estadounidense y provocado la derrota de Trump en las elecciones norteamericanas.

Los nuevos brotes del coronavirus en el Reino Unido han sido el motivo del cierre de la frontera continental para personas y mercancías procedentes de las islas. El ego del señor Donald Johnson se ha desinflado. Hay un nuevo acuerdo de libre comercio entre el Reino Unido y la UE.

La caída del Muro de Berlín dio ocasión al profesor Francis Fukuyama para anunciar “el final de la Historia”. Un solo orden internacional, el del capitalismo liberal y, sin embargo, la profecía no se ha cumplido. El profesor de Princeton University G. John Ikenberry (“A World safe for democracy: liberal internationalism and the Crisis of Global Order”) identifica tres líneas de ataque contra el orden liberal internacional. Nacionalismo de derechas, izquierda anti-imperialista y muchas naciones iliberales fuera de los confines de Occidente.

“American first”. Millones de ciudadanos seguidores de Trump para quienes el liberalismo internacionalista se identifica sencillamente con los globalizadores que han vendido los auténticos intereses estadounidenses al mejor postor.

En este apartado de la nueva derecha, aparece el Brexit y el rechazo de los electores británicos a la inmigración de ciudadanos de la UE. “En los 12 meses que terminaban en julio de 2016 (el mes del referéndum británico) la inmigración neta procedente del continente junto a la de otros orígenes sumó la cifra de 355.000.

En los 12 meses que terminaron en marzo de 2020, la inmigración neta fue de 374.000; la procedente de la UE bajó de 189.000 a 58.000, pero la originaria del resto del mundo explotaba desde 166.000 a 316.000” (Martin Wolf. Financial Times 29/12/2020).

La izquierda radical condena el capitalismo liberal identificándolo con la explotación de los menos favorecidos. Empobrecimiento. Se olvida aquel chiste viral en los países del Telón de Acero: ¿Camarada, por qué el capitalismo está al borde del abismo? Muy sencillo, camarada, para poder contemplar mejor al comunismo.

En los países iliberales del Tercer Mundo se insiste en la coartada del Imperialismo como fuente de todos sus males, como justificación de los totalitarismos opuestos a la democracia y a la economía de mercado. Una consigna: abajo con la hegemonía estadounidense.

Ikemberry responde que, pese a la titubeante trayectoria del capitalismo democrático, cuando cesa el orden sostenido por esta ideología, la cooperación entre las naciones ha quedado quebrantada. Guerras comerciales y guerras, desgraciadamente, totales. Cuando la cooperación internacional, sin embargo, se ha restablecido, se extiende la paz y la prosperidad; se enriquece la vida de muchos ciudadanos.

La brecha con el Tercer Mundo no se ha reducido, ni tampoco las diferencias entre ricos y pobres en los países desarrollados. La globalización no ha sido compasiva, sino cruel. El mensaje, “American First” ha sido acogido por millones de estadounidenses, por millones de ciudadanos occidentales y como un lema propio en muchos países del Tercer Mundo. Además, el éxito de RP China es todo un anuncio sobre la excelencia de un sistema político autoritario que compagina disciplina y eficacia.

El orden liberal está, sin duda, amenazado. Necesita algunas reparaciones. También se precisa una vacuna.

Artículos relacionados