BOLSA

GAM, muy malos augurios

No co­rren buenos tiempos en Bolsa para General Alquiler de Maquinaria. La ca­pi­ta­li­za­ción del grupo apenas su­pera los 60 mi­llones de euros des­pués de que la ac­ción se haya hun­dido a zona de mí­nimos a causa del co­ro­na­vi­rus. Todo ello en buena me­dida por los efectos per­ni­ciosos de la pan­demia en la fuerte ero­sión en el tipo de cambio de los países la­ti­noa­me­ri­canos en donde opera, de­vol­viendo sus cuentas al te­rreno de las pér­di­das.

Con todo, la compañía asegura que la depreciación del tipo de cambio no ha supuesto un impacto en la caja. De hecho, la cifra de negocio pese a las negativas condiciones estaría creciendo levemente. En cualquier caso, el grupo sigue sin ofrecer grandes noticias en cuanto a actividad desde mayo. Lo más destacado en este sentido ha sido la reciente apertura de una nueva línea de negocios de drones tras el acuerdo de adquisición de Vuelox, empresa especializada en soluciones aéreas no tripuladas.

Con ella, el grupo espera impulsar el desarrollo comercial, pero aún le queda mucho por demostrar. En estas condiciones tan poco favorables, el mercado sigue con desconfianza la evolución de las ventas del grupo. La fuerte presión a la baja del consumo se dejará sentir en una mayor debilidad de la industria, donde se encuentra su principal base de clientes.

Esta desconfianza repercute a su vez en unos pobres volúmenes de contratación. El valor mueve en la actualidad menos de un tercio de los títulos negociados a principios de año, en un círculo vicioso difícil de romper.

En lo que va del tercer trimestre, su cotización ha caído más de un 10% con un descenso en el acumulado del año cercano al 40%. De este modo, ha vuelto a poner en juego la referencia del euro por acción para situarse muy cerca de sus mínimos anuales y absolutos. Nivel que podría visitar pronto si se cumplen los negros vaticinios de su perfil técnico, netamente bajista.

Artículos relacionados