Botín: "Cada em­presa que sal­vemos ahora, que me­rezca ser sal­vada, hará más fácil la re­cu­pe­ra­ción des­pués"

Botín y Galán reclaman transformar el tejido industrial y apoyar a las empresas con futuro

El pre­si­dente de Iberdrola ra­ti­fica su dis­po­si­ción a ace­lerar in­ver­siones para es­ti­mular el cre­ci­miento y el em­pleo

Ignacio Galán, Ana Botín y Nadia Calviño.
Ignacio Galán, Ana Botín y Nadia Calviño.

Ana Botín e Ignacio Galán, pre­si­dentes del Santander e Iberdrola, han coin­ci­dido este martes en la ne­ce­sidad de afrontar la crisis pro­vo­cada por el COVID-19 me­diante unos planes de re­cons­truc­ción “de una mag­nitud sin pre­ce­den­tes”, que es­ti­mulen la nueva eco­nomía verde y la re­cu­pe­ra­ción con apoyo pú­blico de las em­presas con fu­turo y ren­ta­bles. Con ello, ha dicho Galán, “no solo se fa­ci­li­tará una re­cu­pe­ra­ción lo más rá­pida po­si­ble, sino que se con­ver­tirán en una opor­tu­nidad para trans­formar nuestra eco­no­mía, ha­cién­dola más mo­derna y más só­lida, más in­ter­na­cio­na­li­zada y más com­pe­ti­ti­va”.

En su intervención en la mesa redonda del Pleno Extraordinario de la Cámara de España ‘Recuperación y reconstrucción de la economía española: desafíos y prioridades’, que ha contado con la presencia de la vicepresidenta tercera del Gobierno y la ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, Galán ha explicado que “la inversión en la economía verde no tiene solo que ver con energía, sino que presenta grandes ventajas estructurales por su carácter transversal”.

Entre ellas, ha destacado, la mejora de la competitividad económica, de la balanza de pagos, la reducción de emisiones y contaminación y el importante efecto tractor en la industria y el empleo en sectores como la construcción, la fabricación de bienes de equipo, servicios de ingeniería o la máquina herramienta, “con impacto particularmente positivo en la llamada España vaciada”. Todo ello sin poner presión en las cuentas públicas.

Botín: "Cada empresa que salvemos ahora, que merezca ser salvada, hará más fácil la recuperación después"

En el mismo foro, la presidenta de Banco Santander, Ana Botín, ha instado a invertir los recursos en los proyectos de cada sector que tengan un esfuerzo multiplicador, salvando a las empresas "que merezcan ser salvadas" para hacer más fácil la recuperación en el medio plazo.

La presidenta del Santander se ha mostrado de acuerdo con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en que hay que trabajar por una economía más sostenible, más inclusiva, más digital y más feminista y ha reconocido que el debate está en el cómo.

En su opinión, la manera de trabajar será escoger de cada sector los proyectos que tengan un efecto multiplicador. "Que por cada euro que pongas, tengas un efecto más allá", ha explicado.

En este sentido, ha destacado la importancia de que se pueda seguir el efecto de los fondos que se van a invertir. "Para salvar el medio plazo, si lo hacemos bien en el corto, necesitaremos menos recursos en el medio. Cada empresa que salvemos ahora, que merezca la pena ser salvada, hará más fácil la recuperación después", ha advertido.

Botín ha asegurado que el liderazgo empresarial es importante, pero ha advertido de que también lo es el liderazgo público en los sectores sanitario y educación. Además, ha aprovechado para hacer un llamamiento a que se trabaje en sanidad con los datos, haciendo "más y mejor rastreo" e invirtiendo más en herramientas como la 'app' Radar Covid.

Galán: "Atraer inversión

Para que atraer la inversión privada -ha explicado Ignacio Galán- es necesario disponer de una política energética clara y una regulación incentivadora. “Estamos viendo avances positivos, como la Estrategia de Descarbonización a 2050, o el Plan Nacional de Energía y Clima, que nos

permite disponer de una hoja de ruta para movilizar una inversión cercana a los 240.000 millones de euros y generar 300.000 empleos en nuestro país”.

Y ha añadido, “de una crisis como esta sólo puede salirse trabajando e invirtiendo en sectores y actividades que representan oportunidades de futuro reales”, pero el carácter global de la crisis “va a generar una gran competencia entre países para captar capital y talento, por lo que será más esencial que nunca contar con marcos estables, predecibles y atractivos, que den seguridad jurídica y atraigan las inversiones necesarias”.

Apostar por la economía verde

Galán ha trasladado su convencimiento de que “es el momento de ser ambiciosos” y de apostar por la economía verde.

Asimismo, apeló a la urgencia y la unión de todos. “Queda mucho por hacer. Es el momento de que todos, demos un paso adelante. Aplaudo la apuesta de la Comisión Europea por la economía verde, en la que en Iberdrola trabajamos desde hace 20 años. Es acelerar la transformación del tejido industrial y aprovechar su capacidad para mejorar la competitividad y generar empleo”.

El presidente de Iberdrola ha detallado que apostar por una economía verde es “invertir en renovables, en redes inteligentes y en el almacenamiento, que permitan una mayor electrificación”. Además, ha señalado que esta transición presenta oportunidades en nuevas tecnologías y procesos industriales, como el hidrógeno verde, y ha instado a “correr en este campo y no quedar atrás frente a nuevos socios europeos”. En este sentido, ha recordado el proyecto de la mayor planta de producción de hidrógeno verde para uso industrial de Europa, que la compañía pondrá en marcha en Puertollano, con una inversión de 150 millones de euros.

Empresas punteras en España en sectores de futuro

En el encuentro, Galán ha vuelto a subrayar su confianza en las fortalezas de España “Nuestro país dispone de empresas punteras en sectores de futuro, sin embargo, es necesario impulsar una estructura empresarial óptima, generando una masa crítica para garantizar que las inversiones y el empleo puedan quedarse en el país”.

Asimismo, ha ratificado el compromiso de la compañía con el proceso de reconstrucción y transformación. “Hemos acelerado nuestras inversiones, que alcanzarán los 10.000 millones de euros este año, el doble de lo invertido en los últimos 5 años. Además, en los últimos meses hemos adelantado pedidos a nuestros proveedores por cerca 7.000 millones de euros, para darles la visibilidad que requieren en estos momentos y contribuir al mantenimiento de los más de 400.000 empleos que generamos a lo largo de toda la cadena de valor”. Más de un tercio de este volumen se ha destinado a empresas españolas, “contribuyendo así a su crecimiento y competitividad a nivel internacional”.

En 2020, el grupo contratará a 5.000 personas, dando nuevas oportunidades a los jóvenes.

Artículos relacionados