BANCA

La unidad coope­rará con los equipos de pro­ducto de la División y do­tará de so­lu­ciones es­tra­té­gicas

Santander CIB crea un equipo global de soluciones ESG

Steffen Kram di­ri­girá el nuevo equipo de so­lu­ciones de ESG (sostenibilidad, go­ber­nanza y medio am­bien­te).

Ana Botín con José Antonio Álvarez, Santander.
Ana Botín con José Antonio Álvarez, Santander.

Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) ha creado un equipo es­pe­cí­fico de­di­cado a me­jorar su oferta en el área de so­lu­ciones de sos­te­ni­bi­li­dad, go­ber­nanza y medio am­biente (ESG, por sus si­glas en in­glés). Este nuevo equipo glo­bal, que es­tará di­ri­gido por Steffen Kram, co­la­bo­rará con los equipos exis­tentes de co­ber­tura y pro­ducto para ayudar a los clientes en su transición hacia un mo­delo de ne­gocio más sos­te­ni­ble, ofre­cién­doles tanto so­lu­ciones es­tra­té­gicas como es­truc­turas fi­nan­cieras y de pro­ducto, di­señadas es­pe­cí­fi­ca­mente para las di­fe­rentes geo­gra­fías, in­dus­trias y seg­mentos del mer­cado.

El objetivo de Santander es construir un modelo de banca más responsable y para ello se ha fijado una serie de metas como facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde entre 2019 y 2025. Esta cifra se incrementará hasta los 220.000 millones de euros en 2030 e incluye la contribución del grupo en todos sus ámbitos de actuación: financiación de proyectos, préstamos sindicados, préstamos verdes, financiación de circulante y exportaciones, asesoramiento y otros productos.

Santander consiguió la mayor puntuación entre todos los bancos en el último Índice de Sostenibilidad de Dow Jones. José M. Linares, director general y responsable global de Santander CIB, declaró: "La creación de este equipo refuerza aún más nuestra contribución a los compromisos de banca responsable del grupo, que buscan apoyar el crecimiento inclusivo y sostenible. Queremos ayudar a nuestros clientes en su proceso de transformación hacia objetivos ESG, ayudándoles a definir y conseguir sus metas de sostenibilidad a escala global”.

Santander CIB – apoyándose en su sólida experiencia tanto en financiación de energías renovables como en la fortaleza de su amplia gama de productos – evoluciona con este nuevo equipo para ofrecer soluciones integradas de ESG, un área cada vez más demandada por los clientes corporativos e institucionales.

Ser un líder en sostenibilidad es desde hace tiempo una de las ambiciones de Santander CIB. Para cumplir con este objetivo fundamental tenemos que ayudar a nuestros clientes en sus propios objetivos de ESG. Steffen Kram responsable del equipo global de Soluciones ESG: “Este nuevo equipo se apoyará en la presencia global de Santander y en su compromiso con la sostenibilidad climática y medioambiental. Somos un líder global en la financiación y asesoramiento de energías renovables. Nuestra meta es ampliar y aplicar esta experiencia a otros sectores y tecnologías, cruciales en este contexto de transición energética”.

Banco Santander (SAN SM, STD US, BNC LN) es un banco comercial fundado en 1857 con sede en España. Cuenta con una presencia relevante en 10 mercados clave de Europa y América, y es uno de los mayores bancos del mundo por capitalización bursátil. Tiene la misión de contribuir al progreso de las personas y de las empresas haciendo las cosas de forma sencilla, personal y justa.

Santander está avanzando en banca responsable y para ello se ha puesto varios objetivos, entre ellos facilitar más de 120.000 millones de euros en financiación verde de 2019 a 2025 y la inclusión financiera de más de 10 millones de personas en el mismo periodo. A cierre del primer semestre de 2020, tenía más de un billón de euros en recursos totales de la clientela, 146 millones de clientes, de los que 21,5 millones son vinculados y 40 millones son digitales, 11.800 oficinas y 194.000 empleados. Santander Corporate & Investment Banking (Santander CIB) es la división global de negocio que acompaña a clientes corporativos e institucionales con servicios a medida y productos mayoristas de valor añadido que cubren sus necesidades teniendo en cuenta su complejidad y sofisticación, así como criterios de banca responsable que contribuyan al progreso de la sociedad.

Artículos relacionados