Monitor de Consumo Bancario

Extender el cré­dito por vi­vienda puede su­poner un ahorro de casi 2.000 euros

Financiar una reforma integral: ¿ampliación de la hipoteca o préstamo personal?

Una deuda se­pa­rada puede ser más ven­ta­joso cuando la can­tidad so­li­ci­tada no es ele­vada

Hipoteca
Hipoteca

Afrontar una re­forma in­te­gral del do­mi­cilio no es sólo una tarea mo­lesta, sino tam­bién cara. Las vías de fi­nan­cia­ción para ha­cerla frente son bá­si­ca­mente dos: una am­plia­ción de la hi­po­teca o bien un prés­tamo per­sonal se­pa­rado; es de­cir, un con­trato más en la bola de en­deu­da­miento. En un mo­mento en que los tipos de in­terés se en­cuen­tran ti­ri­tando y los bancos pe­lean para ofrecer las me­jores con­di­ciones en las hi­po­te­cas, de­cidir entre uno y otro exige rea­lizar un si­mu­lacro lo más de­ta­llado po­si­ble.

Así lo creen muchos expertos consultados, quienes recuerdan que los intereses de las hipotecas son mucho más bajos (1,92% TAE según el Banco de España) que el de los créditos al consumo (8,01% TAE), pero el coste de ampliar el capital de la hipoteca también es alto y se debe pagar antes de comenzar, por lo que nunca queda claro cuál es la mejor opción para financiar una reforma.

En aras de acercarse lo más posible a una respuesta, han realizado la simulación de una reforma integral con un presupuesto de 25.000 euros, analizando los costes de ambas opciones. Ampliando el préstamo hipotecario, al que se presupone un interés fijo del 2,5% y 150.000 euros pendientes de devolver, tendríamos que pagar por la ampliación los gastos de la novación (750 euros), la notaría (275 euros), el registro (275 euros), la gestoría (250 euros) y la tasación (300 euros). Un total de 1.850 euros por pagar antes de comenzar.

Con la hipoteca fija al 2,5% a devolver en cinco años el dinero de la reforma generaría 1.621 euros en intereses, lo que, sumado a los gastos iniciales, daría un total de 3.471 euros para financiar la reforma.

Con un préstamo personal para reformas con un interés del 8% sin comisiones ni vinculaciones, financiar una reforma de 25.000 euros a devolver en cinco años generaría 5.414 euros en intereses.

Pros y contras de ampliar o pedir un crédito

El ahorro que puede suponer una ampliación frente a un préstamo reforma es de 1.943 euros de diferencia. Aunque en este cálculo no se ha tenido en cuenta el resto del capital pendiente de la hipoteca o si hemos tenido que alargar el plazo. Se trata de un ahorro importante, aunque en el caso de la hipoteca se debe realizar un aprovisionamiento de fondos para pagar los gastos de la ampliación más los gastos de la reforma que tenemos pensado pagar con nuestros ahorros.

Aunque muchas veces el ahorro será mayor con una ampliación de la hipoteca, la mejor opción para financiar una reforma dependerá de la oferta de créditos al consumo que encontremos, del capital pendiente que nos quede pagar por la hipoteca o de la cantidad de financiación solicitada.

Por ejemplo, será más interesante optar por los créditos al consumo si llevamos poco tiempo pagando la hipoteca, explica HelpMyCash.com, ya que las comisiones de novación serán más elevadas, pues estas son un porcentaje sobre el capital pendiente a pagar de la hipoteca, y puede que ya no sea la alternativa más barata.

También será más barato un préstamo reforma si la cantidad de dinero que financiaremos para la reforma no es demasiado elevada, ya que el ahorro que podríamos obtener por un préstamo tan pequeño no justificaría el coste de la ampliación de la hipoteca. Por ejemplo, para un préstamo de 10.000 euros a devolver en tres años al 8%, los intereses generados serían de 1.281 euros, mientras que ya solamente el coste de la ampliación de la hipoteca (utilizando el ejemplo anterior) sería de 1.850 euros.

Para acertar entre ampliar el préstamo hipotecario o solicitar un crédito al consumo, siempre es importante realizar simulaciones según nuestra situación particular.

Artículos relacionados