Las po­si­ciones es­pe­cu­la­tivas en estos va­lores se han dis­pa­rado en el úl­timo mes

Los bajistas atacan sin piedad a las constructoras y aumentan las posiciones cortas

Las po­bres ex­pec­ta­tivas eco­nó­micas en España re­dundan en el ape­tito de los es­pe­cu­la­dores

Fernández Verdes, ACS
Fernández Verdes, ACS

Las cons­truc­toras han vuelto al radar de los es­pe­cu­la­dores ba­jis­tas. Sin piedad ni com­pa­sión al­guna. Pese a ser un sector que se en­cuentra en el centro de las ayudas gu­ber­na­men­tales por el gran peso que tiene dentro del PIB, los “cortos” creen que con la se­gunda ola ace­chando en España el re­co­rrido a la baja de las firmas del la­drillo en el mer­cado es­pañol está más que ga­ran­ti­zado. ACS, Ferrovial y Acciona son las más cas­ti­ga­das. Pero no las úni­cas.

La pésima gestión de la crisis causada por el coronavirus ha puesto de relieve las debilidades de España con respecto a otros países del entorno. De ahí a que el consenso de Bloomberg estime un desplome del PIB en España del 12%, mientras considera que las economías de Francia e Italia se contraigan un 10%. La brecha es mayúscula y afecta a sectores tan importantes como el de la construcción.

La segunda ola ocasionada por el Covid-19 en España se mantiene al alza y los confinamientos selectivos ya empiezan a aplicarse en la mismísima capital, Madrid, que es el motor económico del país. Frente a este escenario tan adverso, el Banco de España empeoraba sus previsiones económicas, llegando a descartar el escenario de recuperación en “V”. Así, vaticinaba que la economía española presentará una caída de entre el 10,5% y el 12,6% del PIB en 2020.

Este es el telón de fondo en el que los bajistas se mueven para prever más caídas en la bolsa española y en el sector del ladrillo en particular. En las últimas semanas se ha podido observar cómo han puesto a varias de las compañías más importantes en su radar con el fin de obtener rentabilidades durante los próximos meses, ante este escenario de falta de certidumbre.

Si ya llevaban tiempo apostando en contra de las constructoras, en las últimas jornadas estas posiciones contra tendencia las han ido ampliando. Se están acrecentando en firmas tan destacadas del panorama español como en Acciona y ACS, que salen como las peor paradas de estos fondos bajistas.

El ataque a las constructoras

Los inversores bajistas se han convertido ya en unos clásicos dentro del capital de ACS en todo lo que transcurre de 2020. La compañía que preside Florentino Pérez se ha desplomado en los mercados más de un 47% desde el inicio del ejercicio, al calor de la apuesta de los cortos. En concreto, Marshall Wace, fondo británico, tiene una participación corta del 1,57%, mientras que AKO Capital LLP posee un 1,11%. Porcentajes que han aumentado en todo el verano y se han sostenido desde el 15 de septiembre.

Acciona, por su parte, sigue bastante penalizada por este tipo de inversores. Recientemente vio como el hedge fund, AKO Capital, ampliaba sus posiciones cortas hasta el 0,95%, desde el 0,80% del pasado 15 de septiembre, según datos remitidos a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Aunque no es la única. La firma que preside José Manuel Entrecanales también tiene en contra a Egerton Capital, que mantiene una posición bajista del 0,65%.

El apetito bajista, además, se ha acercado últimamente a Sacyr quien sufrió un nuevo ataque por parte de Citadel Europe. El hedge fund norteamericano incrementó sus posiciones hasta el 1,59% en la última semana. Mientras, Atom Investors también tiene una exposición contra tendencia del 0,65% que ha mantenido inmóvil desde mediados de marzo. Pese a estos ataques bajistas, la acción sólo se ha dejado un 24% en lo que va de año, muy por debajo del Ibex 35.

Mientras, de estos movimientos de los ‘cortos’ tampoco es ajena Ferrovial, que vive una situación parecida desde comienzos de año, con un incremento de la posición bajista por parte de AQR Capital, que actualmente tiene apostado en contra el 0,70% en su capital desde el 0,69% del pasado 15 de septiembre. De momento, la firma liderada por Rafael del Pino cede en los mercados más de un 20%.

Artículos relacionados