Monitor de Consumo Bancario

El in­di­cador cierra agosto en -0,359%, to­cando fondo por ené­sima vez

El Euribor bate su récord negativo y reabre el debate de cobrar por el préstamo

La marca his­tó­rica be­ne­fi­ciará prin­ci­pal­mente a los prés­tamos con re­vi­sión anual

Euribor
Euribor

Otro fondo his­tó­rico más, y ya se pierde la cuenta. El Euríbor a 12 me­ses, el ín­dice al que se re­fe­ren­cian la ma­yoría de las hi­po­tecas en España, cerró agosto con un nuevo mí­nimo ne­ga­tivo: -0,359%. Según al­gunos ex­per­tos, la ené­sima marca 'bajo cero' del mer­cado be­ne­fi­ciará sobre todo a los que tengan una ac­tua­li­za­ción se­mes­tral, aunque los clientes con re­vi­sión anual ten­drán a su vez una li­gera re­baja pero pre­su­mi­ble­mente me­nor.

Asimismo, los expertos de algunos comparadores de créditos prevén que se reabra el debate de si los bancos deben pagar a aquellos hipotecados cuyas condiciones contractuales resulten en un interés negativo.

El nuevo valor del Euríbor se aplicará en los préstamos a interés variable a los que se aplique revisión en septiembre. En aquellas hipotecas con actualización semestral, las cuotas se abaratarán más, pues el indicador cotizaba al -0,288% hace seis meses. En cambio, si la periodicidad es anual, las mensualidades se verán menos afectadas, dado que precisamente hace un año se alcanzó el anterior récord negativo (-0,356%).

Los especialistas de Helpmycash.com han realizado el cálculo con un ejemplo de hipoteca de 150.000 euros a 25 años con un interés de euríbor más un diferencial del 1%. Con una revisión semestral, las cuotas bajarían 4,64 euros al mes (27,84 euros en el conjunto del semestre), mientras que con una anual, esa rebaja sería de 13 céntimos al mes (1,56 euros al año).

Desde el comparador auguran que el índice se mantendrá bajo cero durante unos años más. Citando las últimas previsiones del Departamento de Análisis de Bankinter, su cotización a finales de 2020 será del -0,20%, en 2021 será del -0,22% y en 2022 será del -0,18%. Así, al menos a corto plazo, parece que los que tengan una hipoteca variable ligada a este índice pagarán unas "cuotas bajas".

¿Los usuarios podrían cobrar por la hipoteca?

Recibir dinero por estar vinculado a un préstamo por vivienda es un sueño tan recurrente como el de la gallina de los huevos de oro o el cuerno de la abundancia. Hace un año, cuando el valor del euribor había caido en una sima casi tan profunda como en la que se halla actualmente, esta ensoñación financiera hizo correr ríos de tinta.

En su momento, las entidades bancarias, encabezadas por la Asociación Española de Banca (AEB) alzaron la voz diciendo que tal posibilidad era un sinsentido jurídico, pero lo cierto es que se abrió un nuevo frente judicial por este motivo y en países como Suiza algunas entidades reconocieron haber concedido préstamos a interés negativo en casos muy concretos.

El análisis de Helpmycash.com aborda esta cuestión elaborando un pronóstico sobre aquellas hipotecas a tipo variable con un diferencial de menos del 0,358% a las que se les aplique un tipo negativo tras la revisión.

En agosto de 2019, cuando esta referencia batió su anterior récord, la mayoría de los bancos aseguraron que aplicarían en estos casos un interés del 0%. Sin embargo, desde Helpmycash.com afirman que si esa limitación no aparece en el contrato, sí debería aplicarse un tipo negativo. Por lo tanto, esos clientes podrían reclamar a sus entidades que descontaran de las cuotas la parte de los intereses negativos, aunque serían sumas bajas de dinero.

En cambio, no podría aplicarse un interés negativo en aquellas hipotecas variables que sí incluyan un tipo mínimo incorporado, siempre y cuando el banco haya informado del mismo al cliente con la transparencia debida ya que de lo contrario, se trataría de una cláusula suelo abusiva. Por ley, además, tampoco pueden tener un interés de menos del 0% los préstamos firmados a partir del 16 de junio de 2019, cuando entró en vigor la normativa que así lo estipula.

Artículos relacionados