BOLSA

Urbas apuesta por la diversificación

En medio de los graves pro­blemas del sector in­mo­bi­lia­rio, Urbas sigue tra­ba­jando para que este 2020 su­ponga un punto de in­fle­xión en su ne­go­cio. Al que haga ol­vidar el au­mento de oferta, el des­censo de la de­manda, la re­baja los pre­cios y la si­tua­ción eco­nó­mica cada vez más dé­bil.

Para ello está asentando las bases para desarrollar en su integridad su plan estratégico hasta 2022. Un plan que incluye su diversificación tanto geográfica como hacia otras fuentes de negocio. En este marco se encuadra la reciente adquisición por parte del grupo de una sociedad que cuenta con las concesiones mineras para explotar un yacimiento a cielo abierto en Silán (Lugo).

Se trata de un yacimiento de feldespato considerado por los expertos como uno de los más importantes a nivel europeo, con unas reservas estimadas en unos 600 millones de euros a valor actual del mineral. Esta operación supone la entrada en un negocio que le garantiza una generación de caja recurrente. El yacimiento se extenderá durante varias décadas teniendo en cuenta las reservas actuales de la mina y la alta demanda de este material en sectores como el cerámico, azulejero o del vidrio..

El grupo capitalizará en su próxima Junta de Accionistas, prevista para el próximo mes de octubre, la inversión derivada de esta adquisición a un valor de 0,0125 euros por acción, dividido en 0,010 de nominal y 0,0025 de prima de emisión. Esta cifra supone casi el doble de su actual precio de cotización, lo que refleja la confianza actual del mercado en la buena marcha del valor y en su potencial crecimiento. El resultado de dicha capitalización corresponderá a una participación aproximada en Urbas del 2%.

Una inversión que viene a ser un importante complemento para el grupo tras la integración a principios de año de la constructora Murias. Esta sociedad ha multiplicado por 25 veces la cifra de negocio de la compañía hasta alcanzar los 3,1 millones de euros. Sus activos superan los 40 millones de euros y sus proyectos por desarrollar tienen un valor de 135 millones de euros.

La estrategia de Urbas para el resto del ejercicio se centra también en el desarrollo de la cartera de suelo propio, unos 18 millones de metros cuadrados repartidos por España, con varios desarrollos residenciales de importancia.

Para completar su plan de diversificación, Urbas tiene la vista puesta en Oriente y, especialmente, en Cuba donde planea invertir en torno a 3.000 millones con el desarrollo de un megaproyecto de 25 años.

La compra del yacimiento, de momento, ha supuesto un importante avance en la cotización de Urbas que vuelve a cotizar en niveles pre covid con un alza en el acumulado en el año del 15%. Esta recuperación del interés de los inversores sitúa ahora al valor en condiciones de recuperar en breve el céntimo de euro por acción para seguir su marcha alcista, aunque para ello tiene que superar un duro obstáculo en torno a la cota de los 0,009 euros por título.

Artículos relacionados